Ginebra. El presidente del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias, Ariel Dulitzky, en rueda de prensa, dijo que "en las últimas semanas" se ha percibido "un cambio de actitud por parte del Gobierno mexicano tras la presentación del informe de los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos".

Sin embargo, recalcó: "queremos no sólo retórica, sino pasos concretos".

Dulitzyky, quien presentó en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU su último informe anual, subrayó que, en primer lugar "es necesario que el Gobierno mexicano asuma el problema. Que asuma la dimensión del problema de las desapariciones forzadas. El Gobierno (mexicano) hasta ahora ha fracasado en asumir la gravedad de la dimensión del problema".

"Después se debe establecer un proceso de reconocimiento de la verdad, crear una base de datos genética, que haya juicios contra los responsables de estos crímenes, que haya condenas, que haya reparaciones para las víctimas. Eso es lo que vamos a analizar nosotros como pasos concretos en la buena dirección".

Dulitzky recordó que nadie sabe ni siquiera cuántos desaparecidos hay en México, dado que las cifras varían en miles de personas, pero que se entiende que son más de veinte mil.

"El ejemplo más claro es el de los estudiantes desaparecidos en Iguala. El mundo entero sabía de ellos y el Gobierno tardó meses en incluirlos en su base de datos", subrayó.

El experto recordó que una de las principales conclusiones del último informe del Grupo sobre México incidía en "la impunidad generalizada".

"En México existe un patrón de impunidad generalizada y es muy preocupante porque México es una democracia establecida".

Asimismo, sostuvo que el Grupo apoya las conclusiones del Comité de Naciones Unidas Desapariciones Forzadas sobre Desapariciones Forzadas que hace medio año dijo que este crimen es "generalizado".

Esta es la misma conclusión a la que llegó el relator sobre la Tortura, Juan Méndez, que también dijo que los malos tratos en el país son "generalizados". Dulitzky indicó que el Grupo también respalda a Méndez.

Por todo ello, pidió "un cambio de cultura" del Gobierno y sobre todo, un cambio de actitud, que permita avanzar en la resolución de los casos.

Por otra parte, dijo que el Grupo que preside tiene en sus archivos 23 mil denuncias de desapariciones forzadas provenientes de 84 países.

"Pero estamos realmente preocupados porque sabemos que esta cifra es sólo la punta del iceberg", finalizó Dulitzky.