Para Solís, recibir la obra concluida del PH Reventazón, con un costo de 1.400 millones de dólares y 305,5 MWs de potencia, “nos llena de orgullo” y es “una constatación de la capacidad creativa, técnica y profesional del país, de los costarricenses, para desarrollar obras de alta complejidad con estándares internacionales de primer orden”.

El país, dijo, camina por la senda de la soberanía energética y la meta de carbono neutralidad.

Costa Rica registró en 2015 el record mundial de 253 días de abastecimiento solo con energías renovables, este año de 2016 se registran ya 180 días y esperan batir su propio record, objetivo que va a reforzar el PH Reventazón que aportará el 20% de la electricidad total que produce el país.

El director del Proyecto Reventazón, Luis Roberto Rodríguez, resaltó en la bienvenida a los invitados que, el ICE, 67 años después de creado, entrega la obra de ingeniería más grande del país y la segunda más grande de Centroamérica.

“Desde su creación, en 1949, dijo Rodríguez, el ICE ha tenido que hacer frente a terremotos, huracanes, abandono de contratista, restricciones presupuestarias, incomprensión y ataques de detractores. Sin embargo, la institución ha demostrado ser eficiente, sus logros le han permitido a nuestro país tener un modelo energético ejemplar en el mundo, por el que ha obtenido reconocimiento internacional”.

“El ICE ha cumplido su mandato de ejecución de obras de infraestructura para la generación, transmisión y distribución de electricidad conformando equipos técnicos especializados. Ha demostrado su eficiencia” la cobertura eléctrica alcanza al 99.4% del territorio nacional.

“Sin embargo, lamentó, en el país hay grupos no quieren ver al ICE liderando el desarrollo de obra de infraestructura en nuestro país”.

“Ahora podemos preguntarnos, ¿Cuál es el miedo? Hemos entregado 350 millones de dólares en adjudicaciones a la empresa privada de una manera transparente y eficiente. Entonces, ¿por qué no aprovechar esta experiencia demostrada para beneficio del país? ¿Por qué se hace eco a una campaña de desprestigio en contra del ICE, eco de los ataques para evitar que la institución participe en la realización de obras de infraestructura?”, señaló Rodríguez.

El director del PH Reventazón, reveló, que según encuestas recientes “el 62% de los costarricenses quiere que el ICE haga obra pública. Y los trabajadores del ICE, nos sentimos seguros de lo que sabemos hacer y seguros de que el país puede aprovechar la experiencia acumulada con las obras realizadas durante décadas”.

En la última parte de su mensaje, Rodríguez expresó “un eterno agradecimiento” a todas las familias, a la gente y autoridades del cantón de Siquirres que sumaron su esfuerzo para realizar las obras. Y al gobierno de la República “por creer en la capacidad de esta institución”.

El presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Carlos Obregón, destacó que la Planta Hidroeléctrica Reventazón “es una obra de calidad mundial, esta obra se equipara con las obras de ingeniería de los países más desarrollados. Una obra diseñada por costarricenses, realizada por manos costarricenses para los costarricenses, con capacidad para producir 305,5 megavatios de energía firme y renovable para beneficio de todos los sectores del país”.

Obregón señaló que “esta obra no es fruto de la casualidad, en abril de 1940 con la creación del ICE se le dio el mandato de producir energías con los recursos que el país posee garantizando la protección de los mismo y del ambiente. Esto es lo que ha hecho el ICE desde su creación, le ha dado un sello de sostenibilidad a todas las obras que construye”.

El 99.4% de cobertura eléctrica del territorio nacional, que ha permitido al país ocupar el lugar número uno por la cobertura y calidad de la energía que provee en la región Latinoamericana. Este, dijo, es el resultado de la planificación, formación de equipos técnicos, la voluntad y la decisión de adoptar una matriz energética basada en energías limpias”.

En estos momentos, el ICE tiene una proyección internacional en asesorías de alta especialidad en El Salvador, Honduras, Bolivia. Esta participación se da en el marco de la directriz de captar conocimientos y experiencias en otros países con los que se ha entablamos colaboración.

Financiamiento.

Para el financiamiento del PH Reventazón fue creado un modelo innovador que permitió la participación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Banco Mundial (BM), los Bancos públicos del país que diseñaron el fideicomiso para el manejo de los recursos.