En su edición 2019, se presentará desde el miércoles 18 al domingo 22 de septiembre el IX Festival Internacional de Stand Up Comedy que reúne a 40 comediantes de 10 países quienes presentarán su mejor rutina para el público costarricense. Cine Magaly, ubicado en centro de San José.

Desde Mark C.Twain, escritor satírico que recitaba sus discursos en público, pasando por Seinfeld que popularizó este género en forma masiva al lograr su propia sitcom en televisión, el stand up ha mutado y pasado por diferentes momentos, incluyendo la sátira política o el sick comedy, donde el humorista desnuda su intimidad más tabú frente al público.

En Costa Rica, este género venía perfilándose tímidamente y adquirió fuerza hacia el 2011, cuando unos jóvenes aspirantes a la comedia decidieron reunirse y hacer el Primer Festival Nacional de Stand Up. Desde entonces, el fenómeno creció y mutó hasta convertirse en el festival más grande de Latinoamérica en el rubro, con mayor cantidad de días y de comediantes de la escena latinoamericana.

Entrevistamos a Andrés Ini, comediante argentino. Participará con su stand up musical “Lo que se me canta”, nominado en su país a los premios ACE 2019 de la Asociación de Cronistas del Espectáculo y a los premios Hugo como mejor unipersonal musical (que se otorgan a espectáculos musicales).

Ini es cantante, comediante, actor y licenciado en comunicación. Hace 10 años actúa en el Paseo La Plaza (un clásico en el ambiente teatral de Buenos Aires) y en el Teatro Maipo, producido por Lino Patalano, (Les Luthiers).

- Te presentas en el 9no Festival Internacional de Stand Up, con un fragmento de tu espectáculo de stand up “Lo que se me canta”. ¿Cómo surgió la idea de combinar dos géneros tan distintos: el stand up con el musical?

-La idea de combinar dos géneros como la música y el stand up surge de descubrir quién soy: porque yo soy una mezcla de las dos. De la música y del canto, primero, y del humor después. Siempre quise ser cantante, y tenía un espectáculo de humor en el que sólo hacía monólogos. En determinado momento decidí empezar a cantar, pero no podía cantar canciones que no tuvieran nada que ver con el humor, porque era un show de humor. Entonces empecé a enfocar las canciones hacia el humor. Si cantaba una canción sin cambiar la letra o de una manera seria, metía un segmento de análisis de letras de canciones a las que le encontraba el chiste, a través de ese análisis. Pero la canción la cantaba en serio.

- En “Lo que se me canta” alternas humor con canciones populares a las que parodias y hasta cantas canciones originales con letras humorísticas. ¿Qué te inspira para hacer este material? ¿Partís de las canciones o surgen primero los chistes?

-Siempre parto de las canciones, de qué es lo que quiero cantar y después a esa canción le cambio la letra. Las canciones que son de autoría propia funcionan como remate o como un chiste funcional a un monólogo. Muchas veces, la canción cierra un monólogo humorístico. Es como un broche de oro de un monólogo. Una canción que funciona como un remate de un segmento.

-¿Existe un humor típicamente “argentino”? ¿Te identificas con él? ¿Adaptas tu repertorio cuando viajas a otros países o no lo consideras necesario?

-Decir que existe un humor típicamente argentino es difícil, porque Argentina tiene muchas provincias: hay un humor cordobés, otro más porteño o de ciudad, como el mío. Tengo un humor urbano y cuando viajo adapto el repertorio, pero pequeñas cosas, porque hay temáticas que son universales y que encajan en casi todos los países, son inherentes al ser humano más allá de donde viva.

Hice monólogos en Chile, Colombia, Uruguay, Costa Rica, Miami y siempre hubo risas. Todos somos hijos; las madres son iguales en todos lados; las cuestiones de pareja son parecidas; las cosas que sentimos, las emociones. Aún con diferencias, tenemos cosas muy parecidas también y apunto a eso, a las cosas en común. Pero si toco temas que son muy locales, eso me obliga a hacer una introducción previa contando cómo es la vida en Buenos Aires o qué pasa en Buenos Aires. Siempre desde la crítica, y no desde qué bien que está Buenos Aires y qué mal que está el resto. Siempre la risa parte de la tragedia.

-Ya estuviste en Costa Rica, como telonero de Ricardo Montaner, ¿cómo fue la experiencia de preceder a uno de los mayores exponentes de la música romántica? ¿Se viene alguna inclusión en clave humorística de esa experiencia?

-La experiencia de ser telonero de Montaner para mí fue algo muy especial, porque él es mi referente musical en las canciones románticas, fue el primer cantante que empecé a seguir desde muy chico. Respecto a si habrá alguna inclusión en clave humorística, sí. Ya tengo mi monólogo armado. Esa experiencia alimenta al “Andrés cantante” y “al Andrés humorista” que va a contar esa experiencia con humor.

-¿Cuáles son tus próximos planes artísticos después del festival? ¿Tienes planeado volver a Costa Rica?

-Después del festival tengo pensado volver en el mes de febrero en un concierto para el Día de los Enamorados, donde voy a hacer mis canciones de amor, pero, obviamente, sin dejar de lado la impronta humorística, pero el show será más que nada musical.

Ini sigue de gira con “Lo que se me canta” en Bolivia, 10 a 17 de octubre: La Paz, Cochabamba, Santa Cruz de la Sierra. North Miami Beach: 24 y 26 de octubre The Alan & Diane Lieberman Theater.

-¿Tienes referentes o artistas en el humor que consideras tus maestros o ejemplos?

-A nivel stand up, me gusta Seinfeld, porque tiene un humor blanco- que es el que me gusta y suelo hacer. Me gusta el humor simple y efectivo de Chespirito y sus personajes (el Chavo del Ocho es un referente que me acompañó desde muy pequeño).

“Desde el primer festival ha sido un llenazo”

Josema Pérez, es el organizador del festival y su productor, nos cuenta sobre esta experiencia artística que fue creciendo cada año hasta convertirse en el festival más importante de su rubro en Latinoamérica.

-¿Cómo surge la idea de hacer un festival de Stand Up Comedy en Costa Rica?

-El festival se hizo por primera vez en el 2011, cuando la escena del stand up comedy estaba apenas creciendo. El público que había, recién veía este estilo de arte y nosotros también estábamos empezando a experimentar qué era el stand up comedy. Fue un año muy bueno en el que la prensa nos dio bastante atención e hizo que, en esa primera edición, tuviéramos mucho público. La idea surgió de ver que había mucha gente que nos iba a ver a bares pequeños, donde apenas empezábamos a presentarnos, y les empezó a gustar la movida.

-Van por la novena edición, ¿Cuál viene siendo la respuesta del público?

Desde el primer festival ha sido un llenazo y así han sido los nueves años. Conforme ha avanzado el tiempo, la gente se ha ido dando cuenta de que hemos ido depurando y mejorando la calidad de los comediantes y también los comediantes ya tienen muchísima más experiencia y eso le asegura al público que verá un show de alta calidad.

-¿Cuál es el criterio con el que eligen a los comediantes?

Somos el festival más grande de Latinoamérica. Desde hace tres años tenemos esa categoría, sobre todo, por cantidad de días, de comediantes y de países participantes. No hay ningún otro que se realice de igual forma. Siendo un festival que tiene estas características, se busca que los comediantes sean de alto calibre, idealmente, que sean personas que se dediquen al Stand Up Comedy, que tienen presencia en medios. Por eso, viene gente que tiene participaciones en Comedy Central, en Netflix, en HBO, en eventos como los de Caracol Televisión. Además, tienen que tener un buen humor que sea adaptable, que sea universal.

-Este festival es una oportunidad única para ver reunidos en un mismo escenario a exponentes de la comedia de países muy diferentes. ¿Crees que hay una forma universal de hacer reír?

-Claro que sí. Los comediantes que vienen ya tienen bastante experiencia como para entender qué deben modificar en su material, esto tiene más que ver con las palabras, los dichos, los lugares a los que se refieren. Sin embargo, la televisión se ha encargado de que los que vienen de países como, por ejemplo, México, Argentina, Colombia, ni siquiera requieran cambiar mucho sus frases porque ya la gente las conoce. Por demás, la estructura de un chiste y cómo lo arman es lo que va a lograr, más bien, el poder de llegarle a más cantidad de gente.

-Como organizador de este evento, y con la experiencia de 9 ediciones, ¿ves diferencias en las temáticas de los shows, según la nacionalidad de los artistas?

-Creo que la temática no tiene tanto que ver con la nacionalidad de los artistas, como sí de su experiencia personal, porque cada comediante de stand up va a hablar desde su propia torre de control, desde su propia conciencia, desde su propia forma de ser y aunque puede ser que existan algunos temas que sí coinciden, el tratamiento de los mismos es lo que hace la diferencia. Muchas cuestiones culturales van a influir en cómo la ven, pero a la hora de manifestar esto en forma de humor se vuelve, en cierta forma, universal.

-¿Se tocan temas políticos?

Un monólogo dura unos 15 minutos y toca varios temas, hay algunos comediantes que hacen one liners, que son chistes cortos, que no tienen relación entre sí. En el monólogo de un one liner puede haber hasta treinta temas distintos. Sí, hay comediantes que tocan política, pero hay otros que no. Hablan de todo: religión, política, ciencia, arte, etc.

-¿Cómo llegaste a la comedia?

Soy productor y músico, y en la comedia encontré otra forma entretenida de morirme de hambre.  Empecé casi por accidente. Es una cuestión muy afín que tengo con Andrés Ini, a quien conocí cuando tocamos juntos en el concierto de Montaner. Él era el invitado, yo lo ayudé con la guitarra. Tenía mi proyecto musical allá por el 2010 y me iba muy bien. En ese entonces, mi hermano, Pablo Pérez, empezó a hacer comedia, (también va a estar en el festival). Eran muy pocas las personas que hacían stand up en Costa Rica. Me involucré ayudándolos con la producción. Me percaté de que había un gusto de la gente por este estilo de arte que podía prosperar. Me dediqué a la producción, puse en pausa mi proyecto musical, creamos Stand Up Comedy Costa Rica. Después me subí a los escenarios como presentador y me di que cuenta de que eso requería que también hiciera chistes…

Agendáte: ¿Cuándo? Del 18 al 22 de Septiembre, todas las fechas a las 8pm. ¿Dónde? Cine Magaly Presentación de Andrés Ini, domingo 22 de septiembre.

Entradas: General 2: ¢12.000, General 1: ¢15.000, Preferencial: ¢18.000 y Platino: ¢21.000. A la venta en: www.boleteria.cr y puntos en comercios.

(* Nodal Cultura)