La Vicepresidenta Campbell recibe reconocimiento por su liderazgo en derechos humanos e inclusión en pro de las mujeres y de los afrodescendientes del mundo. (F: Presidencia)

“Trabajo cada día no para recibir aplausos, sino porque estoy convencida desde hace mucho tiempo que este país y que el mundo necesitan cambios urgentes” dijo Campbell.

“No sé si ustedes se han dado cuenta lo que significa tener a Epsy Campbell como Vicepresidenta de Costa Rica, pero eso para el mundo, para todas las personas con ascendencia africana, es un logro extraordinario muy similar al que celebramos cuando Barack Obama fue electo como Presidente de los Estados Unidos”, destacó Kamil Olufowofi, CEO de MIPAD.

“Muchas personas del continente africano y de la diáspora no saben que Costa Rica tiene a esta maravillosa mujer en esta posición de liderazgo. Por eso quiero anunciarles que estamos trabajando en el lanzamiento de una revista especial para contar su historia”, añadió.

MIPAD ha realizado en los últimos años una exhaustiva labor para identificar a personas de ascendencia africana que destacan tanto en los sectores públicos y privados de todo el mundo, con el propósito de lograr de reconocimiento, justicia y desarrollo para África, su gente en el continente y en toda su diáspora.

Olufowobi destacó que Costa Rica ha realizado un esfuerzo extraordinario para lograr una armonía entre los seres humanos y el medio ambiente y que está convencido de que el país “puede convertirse en el primero del mundo en tener equidad racial”.

La Vicepresidenta Campbell agradeció a Olufowobi por la distinción que recibió y destacó que cuando trabaja cada día lo hace sin buscar reconocimientos de ningún tipo sino por la convicción que tiene en el trabajo que realiza.

“Por supuesto que es emocionante recibir un galardón, pero quiero decirles con la mayor sinceridad que trabajo cada día no para recibir aplausos, sino porque estoy convencida desde hace mucho tiempo que este país y que el mundo necesitan cambios urgentes”, aseguró la Vicepresidenta Campbell.

Campbell cerró su participación de este miércoles con un mensaje para las nuevas generaciones y una petición a los presentes en el auditorio.

“¡Quiero pedirles que hagamos un trato! Estamos aquí no por casualidad, sino para trabajar juntos por un objetivo, por una meta, por un sueño. Les propongo que sembremos, todos los días, una semilla de esperanza y de positivismo para que cosechemos luego sociedades justas, inclusivas y prósperas. Aprendamos de la gente más joven que está haciendo un trabajo maravilloso”, dijo.

“No podemos buscar pretextos para seguir poniendo a un ser humano por debajo de otro, no podemos quitarle la dignidad a nadie, no podemos discriminar. Como afrodescendientes tenemos la oportunidad de ser parte de una generación de la luz, que transforme la humanidad”, finalizó la Vicepresidenta Campbell.

Acerca del encuentro regional:

El Foro de Consulta y la Reunión de Alto Nivel “Acelerando la acción global para el cumplimiento de los derechos de las personas afrodescendientes en América Latina y el Caribe”, se realiza del 15 al 18 en San José, es una plataforma para identificar los avances y desafíos de la región en cuanto a la implementación del Decenio Internacional de los Afrodescendientes y otros instrumentos internacionales, así como recomendaciones y compromisos que permitan avanzar en las acciones que deberán ser impulsadas durante el segundo quinquenio.

Todas las actividades son organizadas por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), por mandato del Secretario General, en coordinación con el Despacho de la Primera Vicepresidencia de la República de Costa Rica.

Acerca de los pueblos afrodescendientes: En América Latina y el Caribe hay aproximadamente 200 millones de personas afrodescendientes. De ellas, muchas se encuentran en una condición de desventaja que genera un impacto para el acceso igualitario a la educación, la justicia, los servicios de salud, empleo y vivienda.

Según un informe del Banco Mundial presentado el año anterior, las personas afrodescendientes en América Latina y el Caribe tienen 2.5 veces más de probabilidades de vivir en pobreza y menos posibilidades de terminar estudios en primaria.