Alvarado hizo el llamado durante la habitual conferencia de prensa para informar sobre el estatus de la pandemia del nuevo coronavirus en el país, que tiene una gran audiencia nacional.

El mandatario puntualizó que “las soluciones para Costa Rica deben ser las institucionales, las de la democracia, por ello los presidentes de la Asamblea Legislativa y el Ejecutivo, hemos llamado a un diálogo nacional para resolver los inminentes problemas fiscales y económicos”.

Destacó que “la institucionalidad y la democracia son el camino. Para ello es el diálogo y las acciones dentro del marco de la democracia”.

Luego hizo referencia a los bloqueos y acciones violentas que se han registrado en distintos puntos del país, incluso, frente a la Casa Presidencial donde agentes de la policía dispersaron con violencia una protesta de transportistas y trabajadores que en su mayoría han perdido el empleo como consecuencia de las restricciones sanitarias para tratar de frenar la pandémica de la COVID-19.

Agregó que sería “un irrespeto a la Fuerza Pública, a los más de 120 policías heridos y a la democracia misma" decir que el acuerdo para se logro mediante "una firma espuria la que levantó los bloqueos, cuando la realidad es que fue una acción hecha por nuestras autoridades, mediante el diálogo en algunos casos y en otros por la acción policial. Y hay vasta evidencia pública de eso”.

“Hay voces muy minoritarias pero peligrosas que están llamando a generar inestabilidad. Jamás en Costa Rica prevalecerán. Lo grave hoy es que una organización empresarial legitimó a ese actor. Al hacer eso le dio la espalda a la democracia” consideró.

En tono de reproche, Alvarado añadió que “lo que ha ocurrido es una mancha a la democracia de Costa Rica. Y que debemos subsanar en medio de una crisis sanitaria y ahora económica”.

“Hago un llamado a todos los ciudadanos, a los presidentes de los Poderes de la República, a los Expresidentes de la República, a los partidos políticos demócratas, a los actores democráticos, a los sectores sindicales, cooperativos, a las iglesias, a los solidaristas, las mujeres, la juventud, los agricultores, los empresarios que respaldan a la democracia, a que cierren filas con el sistema democrático, con la institucionalidad y con Costa Rica” dijo.

DIÁLOGOS REGIONALES

El mandatario confirmó que los diálogos regionales seguirán tal como estaban previstos, “lo comprometimos y la convocatoria de los presidentes del Legislativo y el Ejecutivo sigue en pie. Adaptaremos la conformación con los sectores. Dialogaremos con todos los actores legítimos y que respalden la vía democrática”.

Dijo que el gobierno tomará en cuenta la iniciativa de la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular y las iniciativas territoriales que ha puesto en marcha el Gobierno y que empiezan mañana para alejar al país “del abismo económico al que nos acercó el COVID-19”.

“He sido claro: a corto plazo deberemos tener una propuesta en materia de finanzas públicas para evitar una grave crisis económica y social. Saldremos adelante, pero distingamos quienes defienden la paz y la democracia, y quienes no” sentenció.