José Alvaro Jenkins, presidente de UCCAEP.

“Hay voces muy minoritarias, pero peligrosas, que están llamando a generar inestabilidad. Jamás en Costa Rica prevalecerán. Lo grave hoy es que una organización empresarial legitimó a ese actor. Al hacer eso le dio la espalda a la democracia”, afirmó el mandatario en un comunicado.

Aunque no mencionó el nombre en el comunicado, la referencia fue clara a la UCCAEP, cuya dirigencia se reunió la noche del jueves con Célimo Guido, uno de los dirigentes del movimiento Rescate Nacional, que durante más de dos semanas mantuvo bloqueadas las principales carreteras del país.

La reunión se produjo horas después de que la agrupación empresarial hizo oficial su negativa a participar en el diálogo nacional convocado por el presidente Alvarado y el presidente del Poder Legislativo, Eduardo Cruickshank.

El presidente de UCCAEP, José Álvaro Jenkins, justificó su encuentro con Guido en la necesidad de poner fin a los bloqueos que afectaban la reactivación económica del país.

No obstante, este argumento fue rebatido por el ministro de Comunicación, Agustín Castro, pues al momento de la reunión ya no había bloqueos en ninguna parte del país. La mayoría de estas acciones habían sido desactivadas mediante negociaciones directas con los manifestantes o mediante la acción de la Fuerza Pública.

 

Lluvia de críticas

Mientras tanto, los partidos Liberación Nacional, Restauración Nacional y Acción Ciudadana cargaron con fuerza contra lo que algunos diputados definieron como “una alianza entre opuestos”.

El diputado liberacionista Carlos Ricardo Benavides, afirmó en su cuenta de Twitter que “legitimar a un grupo antidemocrático es una decisión injustificable”.

“La institucionalidad y la democracia del país nos tomó siglos, el sudor y la sangre de los abuelos. No se tira a la basura haciendo pactos con los sediciosos. Son acuerdos espurios que merecen nuestro repudio”, agregó.

Para el presidente del Congreso, Eduardo Chuickshank, la UCCAEP se apartó de una tradición de 200 años, “para abrir espacios de facto, en detrimento de los canales institucionales que se pusieron a su disposición”.

El jefe de fracción del PLN, Luis Fernando Chacón, fue aún más lejos, al sugerir la existencia de “un contubernio entre los líderes del movimiento Rescate Nacional” y la dirigencia empresarial de UCCAEP.

“Aplicando un principio de la física, diría que los polos opuestos se atraen. ¿Quién paga la publicidad en las carreteras nacionales, que decían “no más impuestos”? No creo que ha sido Célimo Guido y los trabajadores del campo, me parece que algún sector económico los pagaba”.

 

El diálogo sigue en pie

El presidente Alvarado anunció que los diálogos regionales convocados por el gobierno seguirán, así como la convocatoria a una Diálogo Multisectorial, que fue suspendido temporalmente mientras se ajustan los criterios de participación de los diferentes sectores.

“Dialogaremos con todos los actores legítimos y que respalden la vía democrática. Lo haremos multisectorialmente, escuchando también iniciativas como las de la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular y las iniciativas territoriales en marcha por parte del Gobierno y que empiezan mañana”.

De esta forma, añadió, “alejaremos al país del abismo económico al que nos acercó el COVID-19. Pero he sido claro: a corto plazo deberemos tener una propuesta en materia de finanzas públicas para evitar una grave crisis económica y social. Saldremos adelante, pero distingamos quienes defienden la paz y la democracia, y quienes no”, concluyó.