Las autoridades universitarias y los representantes de los Ebais elaboraron una ruta de trabajo que sería firmada, este jueves, después de ser conocida por la asamblea de los trabajadores en huelga.

Pero los delegados de los Ebais no se presentaron a rubricar el documento que preveía el final del paro y el retorno a sus labores, así como el compromiso de la UCR de gestionar ante la Caja del Seguro Social (CCSS) y la empresa concesionaria, la incorporación del personal de salud que quedará cesante en febrero próximo, cuando termine el convenio CCSS-UCR.

Las propuestas de la Rectoría universitaria no satisfacen a los a 400 trabajadores de los Ebais del este de la capital que se mantienen en huelga desde el martes, porque el problema de fondo del conflicto es el modelo privatizador adoptado por la jerarquía de la CCSS para la administración de los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (Ebais).

A solo 3 meses del cierre de su fuente de trabajo, los trabajadores presionan a la Caja y a la UCR para evitar el traspaso y la privatización de los 45 Ebais de Montes de Oca, Curridabat y La Unión, que administra la UCR mediante el Programa PAIS, ahora dados en concesión al Hospital UNIBE S.A.

El vicerrector de Acción Social, Roberto Salom, anunció que este jueves venció el plazo para que se firmara el acuerdo al que llegaron con los delegados de los centros de salud y que dado que no cumplieron con la condición mínima para el diálogo, que era su retorno al trabajo, la Universidad iniciaría acciones legales e institucionales correspondientes, para sentar las responsabilidades.

Las medidas incluyen la declaratoria de ilegalidad de la huelga, que implicaría sanciones para aquellos trabajadores que no se reincorporen a sus funciones, incluso hasta el despido. Podría presentarse una situación adicional, recordó Salom, ya que los servicios primarios en salud son fundamentales y están protegidos por una ley frente a movimientos de huelga.

Salom adelantó que de levantarse el paro antes de solicitar medidas legales, la Universidad no procedería al rebajo salarial por los días no laborados ni otras sanciones.

Entre los puntos del acuerdo estaba el fin de la huelga y la instalación de una mesa de trabajo para atender las preocupaciones de los 400 trabajadores que se quedarán sin empleo a partir del próximo 14 de febrero.

La huelga se prolonga

Los trabajadores anunciaron que permanecerán en huelga mientras su protesta crece y genera la solidaridad de los grandes sindicatos nacionales, que se han hecho presentes en el piquete que mantienen frente al edificio de la Rectoría de la UCR y en las oficinas del Sindeu.

Delegaciones de los sindicatos de la  Caja y la seguridad social, como Undeca, Frenass, SISS, Juntas de salud entre otros, las organizaciones magisteriales Apse, Ande, Sec, otros como la CGT, UNT y los coordinadores del movimiento social y sindical que el lunes 11/11 convocó a la jornada de protesta nacional, han llegado a mostrar su solidaridad y apoyo a la lucha contra la privatización de los servicios de salud y los despidos.

El personal de los Ebais ha manifestado su condena a la jerarquía de la Caja del Seguro por adoptar el modelo privatizador de los servicios de salud y por lo que consideran un retroceso al mostrar total incapacidad para asumir sus obligaciones en el primer nivel de atención, y agregan que es vergonzoso que se esté hablando de cerrar varios de los Ebais de la zona, si sabe que quienes acuden a estos centros de salud son los sectores más vulnerables de la población, ha reiterado la secretaria General del Sindicato de Empleados Universitario, Rosemary Gómez.

El doctor del programa PAIS, Ricardo Peralta, dijo sobre los anuncios del Vicerrector Salom, que las medidas anunciadas por la Universidad son inconsistentes con su trayectoria y que podrían dificultar la búsqueda de una solución, contrario al espíritu con que se han reunido esta semana.

Las presiones del personal de los Ebais a las autoridades universitarias parecen estar encaminadas a lograr el apoyo institucional contra la privatización de los servicios de salud y para que la Caja la que asuma la administración de los centros, de no lograrse su objetivo principal que es, que la Universidad no se retire y negocie un nuevo convenio CCSS-UCR.

Plan de contingencia

La doctora Patricia Montero, directora del PAIS, dijo que el 85 % del personal está en huelga por lo que se procedió a la contratación de 20 personas entre médicos, enfermeras y auxiliares en registros médicos, para atender a los pacientes en varios Ebais, con el fin de cumplir con el contrato de servicio suscrito con la CCSS.

Informó Montero que están funcionando los Ebais de San Rafael y Vargas Araya, con atención de emergencia y atienden con normalidad la farmacia, el laboratorio clínico y los servicios de odontología.

En Curridabat, están dando servicio los Ebais de Curridabat centro, Tirrases, Hacienda Vieja y Granadilla, con equipos básicos atendiendo pacientes, entregando medicamentos. Odontología y el laboratorio están funcionando al 100%.

En La Unión, están trabajando los EBAIS de San Diego, San Juan, Concepción Este y Concepción Oeste, que han sido reforzados con los equipos básicos contratados.

En las únicas sedes que están cerradas son las de Santiago del Monte y Villas de Ayarco, pero se están reprogramando las citas para que los usuarios no las pierdan.

Agregó que se coordinó con la Dirección Regional Central Sur de la CCSS para que los usuarios que encuentren algún servicio cerrado, puedan acudir a las clínicas vecinas a estas áreas de atención, a retirar medicamentos o satisfacer alguna necesidad.

Montero recalcó que las personas que requieran homologación de incapacidades pueden acudir a cualquiera de los EBAIS mencionados o a las coordinaciones de las áreas de salud de Montes de Oca, Curridabat y La Unión, donde el director médico hará los trámites correspondientes.