Gilbert Brenes, un oficial de la Fuerza Pública que hace 11 años labora para el Ministerio de Seguridad, fue requerido por la ONU para representar a Costa Rica en el proceso del desarme que durará al menos un año, informó este miércoles el ministro de esa cartera, Gustavo Mata. 

La integración del grupo de observadores internacionales estuvo a cargo de la División de Policía de la Organización de las Naciones Unidades, conforme la Resolución 2261 (2016) del Consejo de Seguridad de la organización.

Se trata de una misión política, encabezados por el representante especial del Secretario General de Naciones Unidades, “integrada por observadores internacionales desarmados, que se encargará de vigilar y verificar la dejación de las armas”.

El grupo formará parte del mecanismo que visitará y verificará el cese del fuego y de las hostilidades en Colombia. El proceso de paz sigue adelante más allá de los resultados del referéndum de octubre en el que un importante sector de la población se opuso a continuar con los Acuerdos de Paz alcanzados entre el gobierno colombiano y los representantes de las organizaciones guerrilleras FARC-EP.

La misión iniciará en las próximas semanas las actividades de vigilancia y verificación, y trabajará por un periodo de 12 meses, tras la firma del Acuerdo final de Paz entre el Gobierno Colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El Ministerio de Seguridad Pública destacó la importancia de que el oficial Brenes de la policía costarricense haya sido llamado a integrar el grupo de observadores internacionales de la ONU.

“La participación de oficiales costarricenses en esta misión de las Naciones Unidades en Colombia representa un testimonio concreto y tangible del compromiso país con la defensa de la paz y la seguridad internacional. Además,  refuerza nuestro compromiso por la profesionalización de las y los policías”, afirmó el Ministro de Seguridad Pública, Gustavo Mata.

El oficial Brenes, de 31 años, padre de dos menores y vecino de Agua Caliente de Cartago, se mostró feliz con su designación. Según dijo, participó junto a varios oficiales y ser elegido por Naciones Unidas lo llena de orgullo y lo motiva para continuar haciendo “el mejor esfuerzo”.