La sentencia reconoce que Costa Rica tiene derecho a la libre navegación por el río San Juan y señala que Nicaragua ha violado dicho derecho establecido en el tratado de límites entre los dos países, de 1858.

El fallo establece también el derecho de Costa Rica a reclamar una indemnización por los daños materiales ocasionados por los trabajos realizados por Nicaragua en isla Portillos, cuyo monto será debatido en un proceso aparte.

La sentencia también establece que Nicaragua no logró demostrar que la construcción de una carretera paralela al río San Juan haya causado un daño importante por efecto de la sedimentación, que la Corte estima en no más de un 2% del total de la sedimentación natural del río, que es un fenómeno histórico. Por lo tanto, tampoco aceptó ordenar -como lo pidió Nicaragua- que se establezca un comité internacional para evaluar dichos daños.

El reconocimiento de que Costa Rica debió efectuar un estudio de impacto ambiental antes de iniciar la construcción de la carretera, "es la única satisfacción" al reclamo de Nicaragua en contra de Costa Rica, señaló la CIJ, que además reconoce que Costa Rica ya inició labores de compensacion ambiental para mitigar cualquier daño que se haya podido causar.

El fallo contó con el voto de catorce jueces a favor de Costa Rica y dos en contra 2, para establecer que la soberanía reclamada desde 2010 sobre isla Portillos, es de Costa Rica.

El presidente Luis Guillermo Solís, celebró la contundencia del fallo de la Corte Internacional de Justicia a favor de Costa Rica, “el resultado de hoy lo celebramos en familia, como familia costarricense” dijo, desde la Casa Presidencial luego de seguir atentamente la audiencia por televisión acompañado por los Vicepresidentes y varios ministros de Estado.

Solís, que regresó de la gira presidencial a Cuba a primera hora de este miércoles en un avión de la Fuerza Pública, recordó que el fin de semana anterior, Costa Rica manifestó su plena voluntad para respetar y acatar sin apelaciones la sentencia de la CIJ, “también dijimos que nuestro país llevaría la sentencia hasta sus últimas consecuencias” y eso es lo que vamos a hacer.

El mandatario costarricense resaltó que acatar un fallo de la CIJ sin apelaciones, aceptar el criterio de este tribunal, es lo que tiene que hacer una nación cuando de somete a la justicia internacional.

El fin de semana anterior, puntualizó Solís, “pedimos a Nicaragua que manifestara el mismo compromiso”, en este momento “hago un vehemente llamado al presidente Daniel Ortega para que manifieste que su gobierno va a someterse a la decisión del la Corte Internacional de Justicia (CIJ)”.

“Somos dos naciones de paz” agregó, y sin hacer alardes triunfalistas, lanzó un llamado a los pueblos fronterizos de Nicaragua y de Costa Rica a abocarse a las tareas pendientes de construir el desarrollo y bienestar a los cuales tienen derecho.

La ex presidenta Laura Chinchilla, a quien le correspondió presentar la demanda por la invasión de tropas nicaragüenses a isla Portillos, en 2010, celebró el fallo de la Corte Internacional y afirmó que la vía de la justicia internacional que Costa Rica eligió “es la vía en la que el país cree”.

El presidente Solís envió un mensaje de felicitación al equipo de juristas que atiende los juicios de la CIJ, resaltó los sólidos argumentos, la seriedad y los aciertos de la defensa de Costa Rica y los motivó a continuar con la causa pendiente para la delimitación de los límites marinos de ambos países en el Mar Caribe y en el Océano Pacífico.