Foto: Archivo Semanario Universidad. 

El matemático Rodrigo Arias y la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (Anep) cuestionaron el ajuste en las pensiones del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) anunciado esta semana por la Caja Costarricense del Seguro Social de un aumento del 0.76% y aseguraron que la devaluación acumulada de los montos de las pensiones asciende a un 5.77%

Este miércoles, la CCSS anunció que la junta directiva aprobó un aumento de ¢2.149 a las pensiones mínimas del IVM (de ¢136.865 a ¢139.014) y que los pensionados que reciben montos superiores recibirán un aumento de 0.76%. El reajuste anual corresponde a la inflación acumulada durante el primer semestre del 2021, el cual es de 0,76%.

Sin embargo, el matemático, máster en matemática actuarial y ex profesor de la Universidad de Costa Rica Rodrigo Arias, explicó que la Caja no está haciendo los ajustes por inflación acumulada desde 2019 y que el porcentaje de ajuste debería ser de 5.77%.

Es decir, si una persona el 30 de junio de 2012 tenía una pensión de 200.000 colones, hoy esos 200.000 colones valen un 5.77% menos, o sea que no va a poder comprar la misma cantidad de arroz y frijoles.

La pensión promedio del IVM es de aproximadamente 280.000 colones. El 5.77% de este monto son 16.500 colones y lo que están reconociendo por inflación son 0.76%, que son 2.128 colones, detalló Arias con base en cifras solicitadas a la institución por Anep.

Según confirmó la Caja a UNIVERSIDAD, la institución dejó de hacer aumentos en mayo de 2019.

“La pensión mínima la están aumentando un 1.58% y a todos los demás pensionados les están aumentando un 0.76%, pero vea que la pérdida que les queda a todos en general es prácticamente de un 5%. Por ejemplo, una pensión de 100.000 colones, el 30 de junio del 2012, hoy debería ser 122.260 colones, pero lo que están dando es 115.600 colones. O sea que tiene una pérdida de 5.77%. Tendría que hacérsele ese ajuste de 5.77% para que la persona pueda comprar los mismos artículos y servicios”, dijo Arias.

De acuerdo con el artículo 28 del Reglamento de las pensiones del IVM, sobre “Reajuste del monto de las pensiones en curso de pago”, “la Junta Directiva dispondrá periódicamente la revaluación o reajuste de las pensiones en curso de pago, previo estudio actuarial realizado por la Dirección Actuarial y de Planificación Económica, tomando en consideración las condiciones financieras de este Seguro”.

“El monto del reajuste debe guardar relación, en la medida de lo posible, con los cambios en los niveles de salarios y de costo de vida observados”, agrega el reglamento.

De acuerdo con Arias, desde 1971 la junta directiva hace estas reevaluaciones de las pensiones, cada seis meses, basándose en un estudio actuarial, y tomando en consideración las condiciones financieras de este seguro.

“Son pensiones en curso de pago, y los artículos 32 y 34 de la Ley Constitutiva de la Caja dicen que este es un régimen de capitalización, el problema es que lo hicieron de reparto y ahora no tienen nada en reserva. Ellos nunca crearon la reserva”, declaró Arias.

UNIVERSIDAD consultó a la Caja acerca de estos cuestionamientos al reajuste y de acuerdo con la Gerencia de Pensiones, “debe tenerse presente que el artículo 28°, indica que la revaluación o reajuste de las pensiones en curso de pago, se realiza, tomando en consideración las condiciones financieras de este Seguro, y éstas se vieron afectadas por la pandemia”.

“Por esa razón en el 2020 no se realizaron revaluaciones en el monto de las pensiones; sin embargo, en el 2021 se han venido recuperando los aportes y han permitido realizar esta revaluación de 0.76%”, respondió la institución.

“Durante el año 2020 no se efectuaron ajustes en el monto de las pensiones, dado que, como consecuencia del desempleo, suspensión de contratos y reducción de jornadas, generado por la pandemia COVID-19, se afectaron los ingresos por aportes al Seguro de IVM, lo cual limitó las posibilidades de realizar ajustes”, afirmó la Caja.