“Estos recursos servirán para contar con más policías, adquirir mejores lanchas para cuidar nuestras costas y crear un centro de comunicación en donde tendremos acceso a toda la información de lo que está pasando en nuestro país por medio de cámaras de seguridad enlazadas a nivel nacional”, afirmó el ministro de Seguridad, Gustavo Mata, al celebrar la decisión legislativa.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, comentó que “la aprobación del impuesto a las sociedades es una buena noticia porque garantiza el correcto financiamiento de las fuerzas de policía. Costa Rica merece una policía debidamente equipada, con una cantidad de oficiales que sea acorde a la cantidad de población y al territorio que tenemos, y que esté preparada para enfrentar los retos” que plantea la seguridad ciudadana, afirmó el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro.

El impuesto, que ya se había establecido en el gobierno de la ex presidenta Laura Chinchilla y que fue suspendido por la Sala Cuarta debido a un vicio de procedimiento durante su tramitación legislativa, garantiza un ingreso adicional de 45.000 millones de dólares anuales, aproximadamente. 

De ese monto, un 90% es para el Ministerio de Seguridad Pública, un 5% para el Ministerio de Justicia y un 5% para el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

La nueva ley había recibido ya el visto bueno de la Sala Constitucional, luego de que fue aprobada en primer debate por el Congreso, mediante un procedimiento abreviado. Los magistrados estimaron que, por la forma, no se encontró ningún vicio en su tramitación y, por el contenido, no violenta el principio de capacidad contributiva.