La compañía inglesa fue seleccionada entre doce empresas que participaron en la licitación para este proyecto, informó la Presidencia.

MOTT Mac Donald tendrá un año para elaborar el estudio, que contempla la ubicación exacta en que debería fundarse la nueva terminal aérea, la cual se proyecta que abarque 1.200 hectáreas de terreno.

Deberá también efectuar el diseño conceptual de las pistas de aterrizaje, las terminales de abordaje y demás infraestructura, así como hacer un inventario de las posibles fuentes de financiamiento internacional de la obra.

Con la construcción de un nuevo aeropuerto se busca responder a las demandas de crecimiento del tránsito aéreo, que ya el aeropuerto Juan Santamaría no podría absorber por diferentes razones.

Uno de los objetivos es que en la nueva terminal puedan aterrizar aviones de cuerpo ancho como los tipos Boeing 777 o el Airbus 340.

El gobierno del presidente Luis Guillermo Solís espera dejar listos los estudios y adelantados los procesos de expropiaciones en el sitio que se elija para la construcción de la nueva Terminal Metropolitana.