Rodríguez Araya es abogado y experto en administración pública con dotes artísticas, las que supo combinar a lo largo de sus 21 años en el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) con su perfil de dramaturgo, actor y productor teatral.

El director del Centro de Cine inició en sus nuevas funciones este lunes 15 de junio, y dijo en la ocasión que al asumir la dirección del Centro de Cine “lo hago consciente de que el tiempo apremia, pues quedan menos de tres años en la presente Administración, de tal modo que mi período de inducción en esta entidad tendrá que ser corto”.

Rodríguez Araya adelantó que se concentrará en consolidar tres proyectos “fuertes y de alto impacto: el Fondo Audiovisual y Cinematográfico, la Nueva Cinemateca Nacional y el Costa Rica Festival Internacional de Cine CRFIC”.

Agregó que “seguiré el camino trazado” en especial para fortalecer el área administrativa del Centro y la gestión de capacitación en técnicas cinematográficas de la entidad.

Rodríguez sustituye en la dirección del Centro de Cine a Max Valverde, quien funge ahora como Viceministro de Cultura y en esa condición, como presidente del Consejo Nacional de Cinematografía por lo que tuvo a cargo la designación del nuevo director del CCPC.

Al asumir Valverde la presidencia del Consejo Nacional de Cinematografía, el máximo órgano del Centro de Cine, resaltó la importancia del trabajo en equipo con el nuevo jerarca, "desde mi nueva posición podré dar un mejor impulso a los proyectos que acometí en el Centro de Cine en mis 11 meses al frente de la institución".

Valverde manifestó al anunciar al nuevo director del CCPC que "escogí para el cargo a una persona que es abogado con experiencia en administración pública y con sensibilidad artística. En estrecha colaboración conmigo, sé que Rodríguez sabrá llevar adelante los proyectos que nos hemos planteado".

Fernando Rodríguez Araya ha sido actor en montajes profesionales; ha dirigido y puesto en escena obras como La Cruz, Fe se escribe con minúscula, Mamá ama a Obama, La Llorona y Alevosía, todas de su autoría. Continúa siendo un activo escritor de textos para teatro. Suma nueve obras publicadas y ganó el concurso de dramaturgia inédita que promueve el Teatro Nacional en 2013 y 2014.

Ir despacio, porque precisa. “Mi estilo de trabajo se basa en la búsqueda de consensos. Procuro llegar al convencimiento y nunca a la imposición. Es egresado de la Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid.