Foto: Ocelote, uno de los felinos que más muertes en carretera registra.

En 2019, solo en Guanacaste, se registraron 658 electrocuciones de fauna como monos, garrobos, aves y comadrejas, al menos un incidente por día, según datos de Coopeguanacaste R.L. La mayoría de los accidentes ocurren en zonas de alto crecimiento constructivo.

Entre las justificaciones del proyecto, los legisladores del Frente Amplio (FA) destacan que estudios recientes evidencian que en las carreteras nacionales al menos 600 animales fueron atropellados durante 2017. En su mayoría mamíferos, 261 individuos, y 135 reptiles registrados.

Pero los datos podrían ser mayores ya que existe un subregistro de los accidentes que sufre la fauna silvestre señalaron los legisladores al presentar el Proyecto de Adición de un nuevo artículo 31Bis a la Ley Orgánica del Ambiente, para Garantizar Pasos de Fauna en Infraestructuras (Expediente 23.166).

“Es necesario entender que hay una afectación a la vida silvestre y hay que encontrar una alternativa para que esa vida pueda continuar. Por eso proponemos este proyecto para protegerlos”, dijo el diputado Ariel Robles, de la Comisión legislativa de Ambiente.

El artículo 31bis que se agregaría propone:

“…garantizar, preservar y tutelar la fauna costarricense, así como evitar la muerte accidental de cualquier especie silvestre con la implementación y obligación de construcción de estructuras especiales para el paso seguro en Infraestructura que se deban construir, así como de los caminos e infraestructura ya construida que deberá ser intervenida en razón de promover, respetar y garantizar el fundamental derecho a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado.”

En la iniciativa de ley se indica que la Secretaría Técnica Ambiental debe consultar al Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) la existencia de dichos pasos de fauna, previamente a otorgar cualquier Viabilidad Ambiental que pueda afectar el desplazamiento de la vida silvestre.