Es por esto que el MEIC decidió remitir una nota preventiva a la mencionada corporación, solicitando realizar varias aclaraciones, entre las cuales destacó la mención de más de 5.000 precios bajos que en realidad no se detallaban, así como tampoco indicaban el parámetro de referencia con respecto al cual habían disminuido su precio.

Sobre esto, Wal Mart realizó algunos ajustes de manera inmediata en la publicidad y difusión de su política de "precios bajos", poniendo a disposición de los consumidores los listados de los precios y productos a través de diversos formatos.

Sin embargo, tras una segunda verificación realizada, la Dirección de Apoyo al Consumidor (DAC) consideró que se continúan infringiendo diversos aspectos.

Por ejemplo, la DAC señaló que algunas de las piezas publicitarias establecen plazos promocionales o de oferta y cantidades limitadas de producto, lo que se contrapone con la política anunciada de "precios bajos todos los días".

Además, en apariencia, la política o estrategia de "precios bajos todos los días" no implica que los productos en un mismo formato de supermercado tengan los mismos precios; es decir, el consumidor no encontrará necesariamente un mismo producto al mismo precio en dos supermercados de un mismo formato, por ejemplo Palí.

En este sentido la empresa señaló que la filosofía "precios bajos todos los días" depende de la estructura de costos de cada uno de los puntos de venta, razón por la cual el MEIC solicitó esclarecer este punto, de alguna manera, a todo el público consumidor.

Otro aspecto que debe mejorar la empresa tiene que ver con respecto a las góndolas donde se identifican los productos en descuento, pues no en todas se informa el precio anterior, junto con el precio actual, lo que es indispensable.

Asimismo, para el MEIC es importante corregir los listados de los productos en oferta ya que no coinciden en todos los casos con la información dispuesta en las góndolas o anaqueles para identificar los productos que bajaron de precio; aunado a eso, en algunos listados los productos no se encuentran clasificados por categoría, no cuentan con fecha de emisión de la lista, ni las hojas se encuentran numeradas, lo que dificulta la asimilación de la información por parte del consumidor.

Adicionalmente, solamente se cuenta con este mecanismo, por lo que se les insta a ampliar los medios de consulta con que cuenta el consumidor.

Cabe destacar que la información relativa a la estrategia de "precios bajos todos los días" no se realiza de manera uniforme en todos los formatos de la Corporación de Supermercados Unidos (Wal-Mart): cada formato lo hace con frases, rótulos o distintivos diferentes lo que, para el MEIC, provoca confusión en el consumidor.

"Toda publicidad o información suministrada al consumidor debe cumplir con la normativa vigente y, por ende, debe ser clara, suficiente y veraz, ya que debe constituir una referencia útil y efectiva para que el consumidor pueda tomar sus decisiones de consumo", concluyó la directora de la Dirección de Apoyo al Consumidor, Cynthia Zapata.

En razón de lo anterior, se le exigió a la empresa enmendar la publicidad emitida, atendiendo los puntos anteriormente expuestos.

Para estos efectos tendrán un plazo de hasta diez días hábiles, a partir de lo cual la DAC estará en posibilidad de elevar las denuncias correspondientes a la Comisión Nacional del Consumidor.