Las autoridades anunciaron la aplicación segmentada de restricciones y aperturas para permitir que actividades económicas reinicien labores aunque la propagación del COVID-19 no cede y el registro de nuevos casos, 423 hoy, de pacientes hospitalizados, 211 hoy y de muertes, 5 más, no deja de aumentar.

En la GAM siguen en alerta naranja el distrito central de San José, Escazú, Desamparados, Aserrí, Mora, Goicoechea, Santa Ana, Alajuelita, Vásquez de Coronado, Tibás, Moravia, Montes de Oca y Curridabat.

También en la GAM, en Alajuela: Alajuela centro, Poás, Atenas, Grecia, Sarchí, Palmares, Naranjo y San Ramón. En Cartago el distrito central, Paraíso, La Unión, Oreamuno y El Guarco.

Heredia: Heredia centro, Barva, Santo Domingo, Santa Bárbara, San Rafael, San Isidro, Belén, Flores y San Pablo.

El ministro Salas y el presidente de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE), Alexander Solís, dijeron que con estas medidas se trata de evitar la saturación del sistema de salud, contener y seguir con la tarea de recuperar el rastro del virus. Las medidas anunciadas este viernes se mantienen del lunes 20 al 31 de julio, inclusive, como parte de la estrategia del “martillo y el baile” frente al COVID-19.

El ministro de Salud dijo que habrá más apertura económica pero no así las actividades sociales que son el principal foco de contagios en el Gran Área Metropolita (GAM) donde seguirán en alerta naranja las localidades con mayor cantidad de contagios. Los casos nuevos, 423 hoy, y las hospitalizaciones, 221 a este viernes, siguen en aumento y se registran 5 nuevos fallecimientos.

Salas explicó que en las zonas que continúan en alerta naranja existe un riesgo aumentado de contagio asociado a la velocidad de propagación que ha tomado el SARS-COV2, a las condiciones de vulnerabilidad por el estado de salud personal o la edad y las condiciones de hacinamiento en algunos sitios, todas estas facilitan la propagación del coronavirus, precisó.

A las zonas en alerta naranja se sumó Nicoya que venía siendo monitoreado y ya hoy alcanzó las condiciones para declarar la alerta dado el aumento de riesgo de contagio. Nicoya fue declarada como “zona azul” del planeta por la longevidad de sus ciudadanos, un número significativo de ellos son personas centenarias, que son población de alto riesgo en esta pandemia.

Salas justificó algunas medidas de apertura de la economía en que, el gobierno está atendiendo las necesidades de los sectores productivos que abastecen a la población y que de continuarse con las fuertes restricciones que se venían aplicando, se afectaría la cadena de suministro del país.

Ante la propagación exponencial que ha tomado el COVID-19, el ministro hizo un vehemente llamado a los empresarios a aplicar el teletrabajo en todos los casos que se puedan. A toda la población a redoblar medidas de autoprotección, respetar la distancia social “medidas sanitarias que en este momento salvan vidas y en este caso van a salvar el destino de un país” afirmó.

A partir del fin de semana aplicarán otros cambios en las regulaciones, como la extensión de la obligatoriedad del uso de mascarillas en espacios abiertos con la permanencia de personas como son las paradas de buses. El detalle de las medidas se accesa aquí.

CIFRAS DEL COVID-19 – 9.969 CASOS TOTALES

Este viernes 17 de julio informó el ministro Salas que el país reporta 423 casos nuevos de COVID-19, para un total de 9.969 confirmados, en edades de cero a 99 años. Son 4.326 mujeres y 5.643 hombres. 7.049 son costarricenses y 2.920 son extranjeros.

Los casos positivos de COVID-19 se registran en todo el país con excepción de uno de los 82 cantones. Por edad 8.111 adultos, 512 adultos mayores, 1.246 menores de edad y de 100 no se conoce el dato.

Del total de casos, 2.818 personas se han recuperado y los casos activos son 7.104 personas que están en la fase de contagio, señaló el Ministro.  

Los recuperados son 1.235 mujeres y 1.583 hombres. 2.204 adultos, 123 adultos mayores, 427 menores de edad y de 64 no se conoce el dato.

Hay 211 personas hospitalizadas, 38 en cuidados intensivos, con edades de seis a 83 años.

A este 17 de julio, se registran 47 lamentables fallecimientos, 19 mujeres y 28 hombres con un rango de edad de 23 a 94 años.