Las audiencias preliminares del proceso penal por Prevaricato en el Caso Crucitas, se llevan a cabo en Sala No. 3 del Tercer Piso de los Tribunales de Goicoechea, bajo el Expediente 08-000011-0033-PE.

En recientes declaraciones públicas, el expresidente Arias reiteró su posición favorable a la explotación minera en el país, y lamentó que no se mantuviera la concesión a Industrias Infinito. Afirmó que como consecuencia de esa decisión equivocada, según señaló, el oro se lo están llevado ilegalmente para Nicaragua donde las exportaciones de este mineral muestran cifras por $400 millones, que pudieron beneficiar a Costa Rica.  

Las organizaciones ecologistas señalan de sínicas, esas declaraciones de Arias, y le recordaron que "él es el responsable del desastre ambiental" en Crucitas.

Arias tiene que saber que, “no olvidamos su responsabilidad en el desastre ambiental que ocurrió y ocurre en Crucitas y en los actos de corrupción que permitieron y permiten que exista minería a cielo abierto en Costa Rica. Una actividad que no sólo daña el ambiente para la flora y la fauna, sino para todas las personas que somos parte de la Tierra, que tomamos las aguas contaminadas por los desechos mineros en todo el país” puntualizan las organizaciones ecologistas en declaraciones a la prensa.

"Ejemplos de que la minería es altamente contaminante los tenemos en Líbano de Tilarán por la Mina La Esperanza, en Abangares por la Mina Tres Hermanos y en Miramar por la Mina Bellavista, que se desplomó durante su Administración causando un desastre ambiental y aún no se ha hecho el cierre técnico y tampoco se le retiró la concesión a esta minera que ahora está en manos de Óscar Echeverría Heigold”.

La audiencia preliminar del proceso penal por dos casos de prevaricato en el Caso Crucitas, a la que acudió Arias, se lleva a cabo este martes en la Sala No. 3 del Tercer Piso de los Tribunales de Goicoechea.

El abogado de Arias, aprovechó para reiterar que su representado no cometió ningún delito, ya que se trató de una decisión política que respaldó la firma del decreto ejecutivo y la declaración de conveniencia nacional, que otorgó el gobierno de Arias al proyecto de extracción minera a cielo abierto en la mina Crucitas, de San Carlos, por los que se le juzga. Según Brenes, "estos hechos ya prescribieron".

También aprovechó para criticar a la Procuraduría General de la República (abogado del Estado) por su ambigüedad.

Señaló Brenes que en el juicio –que concluyó la anulación de la concesión- en el Tribunal Contencioso Administrativo contra la concesión a la minera canadiense Industrias Infinito (Infinito Gold) para la explotación de la Mina Crucitas, la PGR defendió las decisiones del Estado.

Agregó que en esta ocasión, en un juicio donde se valora la legalidad o no de la emisión y firma de ese decreto ejecutivo y la declaratoria de “conveniencia nacional”, la Procuraduría contradice los criterios que sostuvo en el proceso contencioso. "En aquel proceso, explicó Brenes, la Procuraduría sostuvo que las actuaciones estatales estuvieron a derecho y en esta ocasión señala al exmandatario por firmar el decreto ejecutivo y la declaración".

Los resultados de la audiencia de este martes en la Sala III de los Tribunales de Goicoechea se conocerán con posterioridad. El proceso penal continuará hasta que el Tribunal Penal emita un fallo.