Imagen: Foto Informa-TICO.com. La Clínica Carlos Durán aplica todos los protocolos para la prevensión del COVID-19 y separó y adaptó un área de la clínica exclusiva para atención de personas con síntomas de afección respiratoria y para la detección de casos COVID-19 positivos. 

El objetivo es poner el énfasis en que “los trabajadores de la salud bien informados, capacitados y motivados son fundamentales para brindar una atención segura a los pacientes”.

El agosto, la OMS informó que el número de trabajadores de la salud afectados por COVID-19 en el continente americano era de 570 mil y el número de muertes de miembros del personal de salud había llegado a 2.500, una cifra muy significativa que va en aumento. En Costa Rica 1.633 funcionarios de la CCSS se han infectado y seis han fallecido por causa de la pandemia.

Al divulgar el dato la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) Carissa Etienne, afirmó que ningún otro sector laboral ha sentido tan agudamente la pandemia.

Entre las razones y sin mencionar países en particular la OPS comentó que “muchos trabajadores de salud fueron redirigidos a la respuesta al brote sin la capacitación suficiente para protegerse mientras trataban a pacientes con COVID-19", en el continente americano.

“Los hospitales se abarrotaban y muchos (países) fueron demasiado lentos para implementar protocolos de clasificación de pacientes” afirma la OPS en un comunicado internacional al señalar algunos de los factores que afectaron a los trabajadores sanitarios a medida que aumentaban los casos.

Esto significó que los pacientes con COVID-19 estuvieran expuestos a otras personas que podrían haber estado buscando atención por otras afecciones y pronto todos estuvieron expuestos al riesgo de infección, lo que dejó a los trabajadores de salud "más vulnerables”, dijo la jerarca de la OPS.

IMPACTO PSICOSOCIAL  

Luego de meses de trabajar bajo una enorme presión por la emergencia sanitaria, el personal de salud también ha tenido un impacto de fatiga mental y emocional, incluido el aislamiento de amigos o familiares. 

Además de la tensión por la atención propia de la pandemia la OPS ha señalado “el estigma social” como otro de los puntos de tensión, pues sus voceros han declarado que "es sorprendente que decenas de trabajadores de la salud han sido agredidos en los últimos meses como resultado del miedo, la desinformación o la frustración del público por esta pandemia".

En ese contexto Etienne, exhortó a la comunidad al cuidado del personal sanitario. “Debemos cuidar a nuestros trabajadores de salud a través de redes de apoyo que les permitan preservar su salud mental y física. Debemos celebrarlos por los héroes que son y protegerlos del estigma. Debemos alentar y admirar a nuestros trabajadores de la salud, no temerlos y faltarles el respeto”. 

COSTA RICA 

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) desde la fase de preparación para la atención de la pandemia por el nuevo coronavirus, decidió tomar todas las acciones posibles para limitar la propagación de la enfermedad COVID-19 dentro de los centros de salud.

Por lo que la decisión de la CCSS es sumarse a esta iniciativa de la OMS y extender el mensaje a las familias del país para que noten el esfuerzo institucional, tanto de la administración como del personal de salud, en procura de crear espacios de salud seguros para la atención de los pacientes. 

El tema de la seguridad del paciente en la Institución está integrado a la labor regular de la gestión, afirman las autoridades de la CCSS.

La institución cuenta con un programa de seguridad del paciente con una década de trabajo y es un tema conocido y trabajado en los establecimientos de salud, junto con otras acciones implementadas por los comités de control de infecciones.

Además, 15 hospitales costarricenses tienen acreditaciones internacionales de atención segura y de seguridad intrahospitalaria considerado un asunto de atención y acción permanente.

La Caja suma a estas medidas, la experiencia de la pandemia de H1N1 en el 2009-2010 que permitió crear conocimiento y acciones para la movilización de la alerta sanitaria a gran escala.

“En relación con la COVID-19 las actividades de preparación en la CCSS comenzaron desde el momento en que se conoció la existencia de la enfermedad en el mundo. “Hubo movilización al conocimiento, capacitación científica, técnica y logística. Luego se puso en marcha la reconversión de servicios hospitalarios y de consulta externa en todos los centros de salud y se ha hecho un esfuerzo extraordinario para mantener todos los insumos de protección. desde febrero de este año” puntualiza la administración de la CCSS.

Agrega que, dentro de las circunstancias internacionales y, ante el problema de suministros y de transporte “la Caja ha realizado esfuerzos extraordinarios para procurar el acceso a los equipos de protección a sus funcionarios en atención directa a los enfermos del covid-19 y continúa realizando esfuerzos para dar garantía de protección al personal de salud y los pacientes”.

También se adoptaron otras medidas para evitar el riesgo de contagio en los centros de salud como la implementación de la tele consulta y la separación en los servicios de la circulación de pacientes con sospecha de infecciones respiratorias de los que tienen otros padecimientos, esto como una manera de dar mayor seguridad a los pacientes y al personal sanitario.

La CCSS renueva todos los días el llamado al personal para que acaten las medidas de seguridad que ellos conocen y ha enviado a cuarentena al personal de salud que tiene contacto con algún trabajador que haya dado positivo por CODIV-19 para evitar mayor propagación del virus en los servicios de salud.

En los aspectos de salud mental del personal de salud, la CCSS publicó una Guía Técnica de Gestión de Factores de Riesgo Psicosociales y adoptó la Guía de Salud Ocupacional y apoyo Psicosocial del Consejo de Salud Ocupacional, para las personas trabajadoras. 

En estos momentos, un equipo de profesionales trabaja en una guía de intervención para la salud mental del funcionario de pronta publicación y aplicación en todos los niveles del Sistema Nacional de Salud Pública.