La legisladora Elibeth Venegas (PLN) pidió el apoyo de los diputados para que se adicione al proyecto de Ley una modificación al Código Penal para castigar "a los profesionales en medicina que participen en el mercado de órganos y tejidos humanos, ya sea en distintas actividades tales como: donación, extracción, preparación, transporte, distribución, trasplante y el seguimiento para fines terapéuticos" reza la moción.

Venegas explicó que se debe reformar el artículo 384 bis del Código Penal, -Ley Nº 4573, mayo de 1970 y sus reformas- que actualmente establece: Será sancionado con pena de prisión de ocho a dieciséis años, quien posea, transporte, venda o compre de forma ilícita órganos, tejidos y fluidos humanos".

Con la moción se agregaría el párrafo: "Será sancionado con pena de prisión de 2 a 5 años quien publicite la venta de órganos, tejidos y fluidos humanos. En el caso de que sea un profesional en medicina quien ejecute los actos reprochados en este artículo, el juez podrá aumentar la sanción hasta en un tercio".

Venegas consideró que no es suficiente lo que está escrito porque quedan portillos para otros profesionales que podrían participar en el tráfico de órganos.

"Es muy lamentable que un profesional falte a toda responsabilidad ética y moral, dijo la legisladora, para convertirse en participe de un mercado negro que a nivel mundial crece" a pesar de que existen estructuras regulatorias en cada nación, que en muchos casos resultan insuficientes frente a la organización de las redes de tráfico.

"Considero que la responsabilidad del especialista en medicina que realice actos de este tipo es mucho mayor que la de otros individuos y por ende, se requiere de una pena que pueda variar de acuerdo con lo que se juzga, aunque aclaro que la participación en este tipo de acciones es inadecuada y no tiene justificación alguna".

Venegas hizo énfasis en que "es muy lamentable" la situación de los profesionales en medicina que participan del tráfico de órganos "y esto debe ser castigado por la justicia" en este sentido la moción de adición, dijo, tendría un impacto muy positivo en la lucha contra el tráfico ilegal de órganos, tejidos y fluidos humanos en nuestro país.