La convocatoria a una protesta nacional contra la violencia hacia las mujeres y una serie de femicidios brutales que se han registrado en las últimas semanas, incluye un paro nacional de mujeres entre las 13:00 y las 14:00 horas, bajo la consigna #NosotrasParamos #NiUnaMenos #VivasNosQueremos.

El paro nacional de mujeres fue lanzado en reacción al brutal femicidio de la adolescente Lucía Pérez en la ciudad de Mar del Plata, el último que se suma a varios casos de violencia de género ocurridos mientras se desarrollaba el multitudinario reclamo del Encuentro Nacional de Mujeres, en Rosario. En la capital argentina la manifestación se desplazará desde el Obelisco hasta Plaza de Mayo.

"Yo he sido objeto muchas veces objeto de violencia de género por el solo hecho de ser mujer", remarcó la expresidenta Fernández de Kirchner al expresar su apoyo a la marcha ante "una violencia de género cada vez más brutal".

Cristina recordó que “si algo caracteriza al peronismo, es que siempre representa los intereses de los débiles, de los castigados”.

"Cuando uno habla de los débiles, de los agredidos, de los segregados, está siendo más peronista que en cualquier otra oportunidad", afirmó Cristina.

El feminicidio de la joven de 16 años conmueve a la Argentina

El brutal asesinato de la joven argentina de 16 años en la ciudad de Mar del Plata, el 8 de octubre, ha provocado conmoción y manifestaciones para exigir justicia.

La brutalidad de su muerte generó un fuerte impacto, ya que falleció tras sufrir un paro cardíaco producto del dolor al que fue sometida por sus asesinos durante la violación. Diversos medios de comunicación calificaron el hecho como un "empalamiento".

El femicidio ocurrió mientras en la ciudad argentina de Rosario se desarrollaba el 31 Encuentro Nacional de Mujeres, que convocó a una multitud de argentinas de todo el país.

 Lucía Pérez tenía 16 años y el 8 de octubre se sumó a la larga lista de víctimas de femicidio en Argentina, tras ser drogada, violada y asesinada por dos hombres en Mar del Plata. En este país, una mujer es asesinada cada 30 horas.

La primera marcha contra el machismo, se realizó el 3 de junio de 2015 y marcó un punto de inflexión en la concienciación de la sociedad argentina contra los feminicidios, pero estos no se han detenido. "El reloj marca cada día decenas de agresiones, cada 30 horas un asesinato y cada semana cuatro menores de edad que quedan huérfanos de madre . "La violencia de género no ha disminuido, ese es el primer análisis", destaca el Concejo Nacional de Mujeres.

Pedido de justicia

La investigación judicial llevada a cabo tras el femicidio ha detectado a tres presuntos culpables. Dos de ellos —Juan Pablo Offidani y Matías Gabriel Farías— serían los autores materiales del crimen, mientras que un tercero, Alejandro Alberto Maciel, sería responsable de encubrimiento.

Tras su asesinato, Lucía fue lavada y dejada en el centro asistencial de Playa Serena, al sur de Mar del Plata. Ante estos hechos, el secretario de Seguridad de la Ciudad, Cristian Pradas, fue destituido de su cargo por el intendente Carlos Arroyo.

El 15 de octubre, una semana después del asesinato, miles de personas se movilizaron en la ciudad para exigir justicia por la víctima. Las consignas de esa manifestación fueron "Ni una menos", "Vivas nos queremos" y "Lucía presente ahora y siempre".

En ese acto, se hizo público el apoyo a la familia de Lucía que, ese mismo día por la mañana, fue amenazada de muerte por dos jóvenes armados a bordo de una motocicleta.

Femicidios en Argentina

En Argentina se estima, "no por datos oficiales, que no existen, sino por el relevamiento que hace la ONG La Casa del Encuentro, que una mujer es asesinada cada 30 horas por el solo hecho de ser mujer", explicó a RT la periodista especializada Julia de Titto.

Esta integrante de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG) apuntó que, "sin embargo, cada tanto surge algún caso que, por su particularidad, el ensañamiento de la violencia ejercida, sacude a la opinión pública".

Julia de Titto recordó que "quizás hace 10 años era mucho más minoritario el grupo de organizaciones y personas que exigía respuesta ante casos de violencia de género tan graves" pero, en los últimos tiempos, esta situación "cambió" y, hoy en día, existe "una enorme red de mujeres, organizaciones y referentes de distintos temas —el periodismo, la política, la cultura— que ya no dejan pasar estos casos como si nada".

Al respecto, la periodista destacó que "el logro simbólico" de que se los medios hayan "dejado de hablar de crímenes pasionales" y los cataloguen como femicidios visibiliza que la violencia hacia las mujeres "se trata de una problemática social y no individual", el "último eslabón de una larga cadena de violencias previas, que son invisibilizadas y todavía es difícil ponerlas en cuestión".

El paro de mujeres

Tras el asesinato de Lucía Pérez, Julia de Titto subrayó que se presentó "la necesidad" de ofrecer "una respuesta contundente desde las organizaciones de mujeres, políticas, las redes de feministas y la sociedad en su conjunto que no sea una respuesta más" y remarcó que se busca "ir escalando en la respuesta social y la demanda hacia el estado de protección y prevención que no sea solo al momento de juzgar los crímenes".

Por este motivo, esta activista explicó que se va a "lanzar una medida que, si bien en Argentina es inédita, en otras partes del mundo se ha realizado: un paro de mujeres". Este cese de actividades se producirá el 19 de octubre, entre las 13 y las 14 horas, "tanto en los trabajos remunerados como en los domésticos, que son los más invisibilizados", y confluirá en "una gran movilización" en diversas ciudades del país.

Además, Julia de Titto remarcó que todas las mujeres que se adhieran a esta medida "estarán vestidas de negro, para generar también un efecto simbólico", y confirmó que varios sindicatos confirmaron su participación, "desde los estatales hasta los aeronavegantes, pasando por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular".