La Vicepresidenta anunció que ₡375 millones fueron incluidos en el Presupuesto de Gobierno de 2017 para la lucha por erradicar el trabajo infantil, uno de los aspectos más dramáticos de la pobreza extrema, afirmó.

El principal objetivo de las autoridades es mantener a niños y jóvenes en edad escolar en el sistema educativo mediante diversos estímulos y actividades, entre las acciones se aplicará un subsidio para menores de 18 años que ingresen o reingresen y se mantengan dentro del sistema educativo. Estudios especializados revelaron que la permanencia en escuelas y colegios, sirve de contención y protege a la población vulnerable, de ser absorbida por bandas criminales.

El Consejo Presidencial Social es coordinado por la Vicepresidenta Chacón, es responsable de la ejecución de la Estrategia Nacional de Reducción de la Pobreza Puente al Desarrollo así como del Programa de Atención al Trabajador Infantil y la protección de la población adolescente trabajadora, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

A través de un convenio del Ministerio de Trabajo y el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) se protege a los menores de edad que trabajan y velan por el respeto de sus derechos laborales en el marco de los objetivos de erradicación de la pobreza.

“Tenemos un compromiso con la población menor de edad, y por ello, impulsamos políticas públicas que garanticen sus derechos” destacó la Vicepresidenta Chacón.

En la construcción “de una sociedad más justa e inclusiva con los niños y niñas que enfrentan situaciones de riesgo, es hoy cuando necesitan el apoyo del Estado, que los visibilice y atienda, por eso actuamos ahora. Por ello, fortalecemos la articulación de las instituciones. Hemos comprobado que los resultados son mejores trabajando en conjunto para la erradicación de la pobreza y mejorar la dignidad de la personas”, indicó.

Los beneficios del convenio están dirigidos a niños, niñas, adolescentes y jóvenes trabajadores menores de 18 años, en condiciones de pobreza o pobreza extrema, riesgo, vulnerabilidad o exclusión social. Para iniciar las acciones, el IMAS otorgó el subsidio a las primeras 31 personas por medio del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares, FODESAF.

En la atención a los trabajadoras menores de edad, el incentivo económico busca cubrir los costos de las necesidades básicas de la familia y la atención de gastos de estudio, de modo que los beneficiarios ingresen o reingresen y permanezcan en el sistema educativo.

Para el Ministro de Trabajo, Carlos Alvarado Quesada, se ha avanzado mucho en la articulación de los programas estatales para la reducción de la pobreza y la oferta de oportunidades a quienes más lo necesitan. “Tenemos un compromiso país de eliminar el trabajo infantil y las peores formas de trabajo adolescente y este convenio, sin lugar a dudas, representa una prueba fehaciente de que vamos por el buen camino”