1. La difícil situación económica actual y la transformación en las estructuras de los medios de comunicación y agencias de publicidad tradicionales es una realidad que nos afecta de forma directa.

    Como bien sabemos, el Colegio se financia en gran medida por el impuesto del 1% a la publicidad de los programas de carácter noticioso o informativo, según lo establece la ley 5527.

    El descenso de ingresos por este concepto se comenzó a dar en el 2014, y de manera mucho más pronunciada en el 2015.

    Ante la situación crítica para el funcionamiento de nuestra institución generada por la disminución de recursos, la Junta Directiva del Colper intervino de forma inmediata y eficaz, cumpliendo a cabalidad con la responsabilidad de velar por el bienestar de la institución.

    Entre las medidas adoptadas se cuentan la revisión exhaustiva de gastos institucionales variables, el establecimiento de medidas de control de consumo de materiales de oficina y suministros, cambios en los servicios de alimentación de los cursos de capacitación y eliminación del pago de parqueo a los visitantes al colegio.

    Posteriormente, en febrero de este año, la administración junto con los encargados del control del timbre del Departamento Financiero Contable, mantuvieron reuniones con los encargados financieros de La Nación, El Grupo Extra, Televisora de Costa Rica, Repretel y Canal 9, quienes nos alertaron sobre este fenómeno mundial, del cual no estamos exentos.

    Como reacción inmediata la administración del Colper procedió a realizar un estudio sobre la totalidad de los programas que se transmiten en los canales de televisión, cableras y programas de radio, y de manera articulada con esta Junta Directiva se determinaron cuáles programas, sujetos al pago del impuesto, no estaban cotizando para el Colegio.

    Como resultado del estudio y tras contactar a los medios encargados de hacer la retención en la fuente logramos un incremento en los ingresos, especialmente de los programas de televisión.

    Asimismo, hemos buscado otras fuentes de financiamiento como convenios con otros colegios profesionales interesados en utilizar las instalaciones de nuestra finca de recreo, la cual se remodeló para tales efectos.

    También levantamos un listado y enviaron comunicaciones a todas las empresas que puedan requerir servicios de capacitación para, por medio de un programa de capacitación continua, poder venderles servicios y generar nuevas fuentes de ingresos.

    Esta iniciativa ya ha tenido sus primeras respuestas, lo cual es un buen augurio de lo que podremos lograr en el mediano plazo.

  2. Fruto de estos esfuerzos podemos decir que el Colegio de Periodistas honrará sin problemas el pago de salarios y aguinaldos de sus colaboradores.

  3. Lamentamos que los aires electorales empujen a algunos de nuestros agremiados a lanzar rumores infundados.

El amor por la institución se demuestra con acciones. Las falsas acusaciones y el daño que ocasiona difundir ante la opinión pública un panorama ajeno a la realidad de la institución, no debería nunca emanar de quienes portan el carné del Colper.

Ya el Tribunal Electoral Interno (TEI) alertó sobre las prácticas malsanas a la que algunos recurren durante la época electoral.

Con transparencia y compromiso, es nuestro trabajo el que responde de forma contundente a estos ataques infundados y ajenos al espíritu y vocación de los agremiados a un colegio de comunicadores.

Recordemos que la ética verdadera es aquella que no separa el ejercicio profesional de la vida privada.

Lamentamos que algunos prefieren darse a conocer por sus rumores, y no por sus frutos. Nunca es tarde para enmendar. Ojalá que lo hagan por el bien de la institución!