"Hemos resuelto declarar un cese unilateral al fuego y a las hostilidades por tiempo indefinido, que debe transformase en armisticio", señaló un comunicado de la delegación oficial de las FARC en las negociaciones que el grupo y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos celebran en La Habana, Cuba.

La tregua entrará en vigor a partir de la media noche del 19 al 20 de diciembre.

El comunicado que firma el secretario del Estado Mayor de las FARC, solicitó la observación de organismos como la UNASUR, la CELAC y el Comité Internacional de la Cruz Roja para garantizar el éxito de la tregua.

El anuncio fue lanzado por la guerrilla luego de que concluyera el trigésimo tercer ciclo de las negociaciones de paz en la capital cubana.

Sin embargo, el gobierno de Santos ha rechazado hasta ahora cualquier cese del fuego, sea temporal o permanente, mientras no se llegue a un acuerdo total de paz que ponga fin al conflicto más antiguo de las Américas.

El gobernante considera que un alto el fuego sería aprovechado por las FARC para fortalecerse militarmente.

Las partes han consensuado hasta ahora tres de los seis temas en agenda: reforma rural (mayo 2013), participación política de la guerrilla (noviembre 2013) y solución al problema de las drogas ilícitas (mayo 2014).

Sin embargo, aún están pendientes de solución los asuntos más complejos, como la reparación de las víctimas y el abandono de las armas. Además, debe elegirse un mecanismo de refrendación de un eventual acuerdo de paz.