Varias delegaciones de jóvenes visitaron una comunidad en Cartago. (Foto:Internet)

El gobierno costarricense activó un protocolo especial y la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) declaró una Alerta Verde preventiva en todo el territorio nacional durante el tiempo que dure el paso de los peregrinos, previo y después de la JMJ que se celebrará en la Ciudad de Panamá.

Las autoridades de Migración y de Seguridad Pública han calculado en 45.000 los peregrinos que están arribando al país para la Pre Jornada Mundial de la Juventud que organizó la iglesia Católica costarricense, del 17 al 20, día en que los jóvenes continuarán su peregrinaje para el encuentro con Francisco. 

La CNE asumió la jefatura de la Comisión Coordinadora Operativa y la Sala de Situación donde se atienden las emergencias o situaciones que se puedan presentar por el paso de los peregrinos, con el apoyo de la Cancillería y la Conferencia Episcopal. Otras veinte instituciones como el ministerio de Seguridad, Migración, Cruz Roja, los hospitales y centros de salud de la Caja del Seguro Social, participan en la atención de los jóvenes.

“Hemos articulado un centro de manejo de información y un centro coordinador de operaciones donde se toman las decisiones. Se tiene centralizado el monitoreo del trabajo que se desarrolla en los puestos fronterizos, aeropuertos, en la Zona Norte y Zona Sur, en todo lo referente al tránsito de peregrinos en el país, temas generales de seguridad y asuntos sanitarios alrededor del evento”, señaló Sigifredo Pérez, Jefe de Operaciones de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE).