El Gobierno argumentó, primero, un “autoatentado” por parte de la alcaldesa alteña, Soledad Chapetón (UN), opositora a la administración de Evo Morales, mientras que desde esa municipalidad se denunció que la protesta fue impulsada por dirigentes y exfuncionarios ediles afines al MAS.

Proceso. Con todo, la fase proselitista cerró ayer y se activó el silencio electoral, según manda el calendario vigente. Esta etapa se caracterizó por el esfuerzo que pusieron los promotores del Sí y el No para ganar adeptos, a través de medios de comunicación y redes sociales, sobre las que el Tribunal Supremo Electoral (TSE), no tiene tuición ni control sobre el contenido de los mensajes, lo que dio rienda suelta a la guerra sucia, denuncias e insultos por parte de ambas opciones.

El domingo se consultará a la población si está de acuerdo o no con modificar parcialmente el artículo 168 de la Constitución Política, que de aprobarse ampliará de una a dos las reelecciones presidenciales continuas, por lo que Morales podrá postular de nuevo en los comicios generales de 2019.

Es así que el último día de campaña, el Mandatario, durante un acto en El Alto, anunció la construcción de dos nuevas líneas para el teleférico que une La Paz con esa urbe, además prometió más proyectos viales y de desarrollo. “Ya pasaron 10 años y cómo ha cambiado el país, ahora ya no dicen que Bolivia es el país más pobre”, enfatizó la autoridad.

En tanto, los promotores del No protagonizaron caminatas desde El Alto hasta la plaza San Francisco, en el centro de La Paz.

Tras el acto oficial en El Alto, Morales participó del cierre de campaña en la zona Sur de La Paz, donde habló de las inversiones que realizó en el país y la liberación económica respecto a los condicionamientos que ponía el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Mientras tanto, a esa misma hora (cerca del mediodía), un grupo de manifestantes protagonizó violentos hechos en esa municipalidad, que dejaron seis muertos.

La tragedia provocó un cambio inmediato en el contenido de los mensajes de los sectores que propugnaban el Sí y el No, que se acusaban entre sí de ser los causantes de los enfrentamientos en la Alcaldía alteña; incluso, se dejó de lado el caso de la firma china CAMC, de la que es gerente Gabriela Zapata, expareja del presidente Morales, que había dado lugar a acusaciones de tráfico de influencias.

El viceministro de Régimen Interior, Marcelo Elío, denunció un “autoatentato” por parte de Chapetón, aunque luego retrocedió y dijo que el caso será investigado a la brevedad; en tanto, Chapetón culpó a exfuncionarios del MAS de promover la violencia, quienes son investigados por delitos de corrupción durante la pasada gestión.

Samuel Doria Medina, líder de UN, calificó de “alegres las afirmaciones” de Elío, pidió al Defensor del Pueblo investigar el caso y por el luto canceló toda actividad proselitista durante la jornada.

Por su parte, el expresidente Jorge Quiroga, líder del Partido Demócrata Cristiano (PDC), lamentó que la Policía haya priorizado la seguridad en el acto proselitista del MAS y no así el resguardo en esa ciudad.

Por la noche, una marcha ciudadana en El Alto pidió la renuncia de Morales, además que los manifestantes gritaban “Evo asesino”. A esa misma hora, en la plaza San Francisco de La Paz, organizaciones que impulsaron el No protagonizaron una vigilia, con velas y un minuto de silencio por los funcionarios ediles fallecidos, a manera de cierre de campaña.

Evo pide dar con culpables

El presidente Evo Morales expresó ayer por la noche desde Santa Cruz, su solidaridad y la del gobierno nacional con los familiares de las seis personas fallecidas en los hechos de violencia en la ciudad de El Alto, “lamento mucho y nuevamente a nombre del gobierno expresar nuestra solidaridad. He recomendado a ministros, ministras, apoyar y ayudar a las familias”, remarcó.

Morales pidió a las autoridades que se realice una severa investigación “para dar con los culpables materiales e intelectuales de esos hechos de violencia”.

“Expresamos nuestra solidaridad con las familias que han perdido vidas esta tarde en la ciudad de El Alto”, remarcó en una conferencia de prensa en la que condenó “toda forma de violencia” y solicitó a las instituciones brindar apoyo humanitario a los familiares de los fallecidos.

Contexto. Este domingo se vota en Bolivia por una posible reforma constitucional que habilitaría la reelección del presidente y el vicepresidente. Se vota Sí o No a la reforma del artículo 168 de la Constitución. De ganar el sí, el presidente y vicepresidente podrán ser reelectos por dos veces de manera continua.

Para que los resultados sean válidos deberá votar por lo menos la mitad más uno (50%+1) de los electores habilitados y el número de votos válidos deberá ser mayor que la suma de los votos blancos y nulos. En total están habilitados para participar 6.502.079 bolivianos, tanto en el territorio nacional como en el exterior. Si gana el Sí, el actual Presidente Evo Morales podría postularse nuevamente como candidato en las elecciones del 2019.