Las aulas permanecen desiertas en 102 países del mundo. La foto corresponde a una escuela en Dallas, EEUU.

Con el cierre total de escuelas y universidades en 102 países y el cierre parcial en otros 11 debido a la pandemia del COVID-19, el número de estudiantes sin clases se ha duplicado con creces en cuatro días y se espera que siga aumentando, señaló la Unesco en un comunicado.

Esto "impone a los países inmensos desafíos para poder proporcionar un aprendizaje ininterrumpido a todos los niños y jóvenes de manera equitativa", según la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay.

Como respuesta inmediata a los cierres masivos de escuelas, la Unesco ha establecido un grupo de trabajo para proporcionar asesoramiento y asistencia técnica a los gobiernos, añadió la institución, con sede en París.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura señaló también que está celebrando reuniones virtuales periódicas con los ministros de Educación de todo el mundo para compartir experiencias y evaluar las necesidades prioritarias.