La directora general de Migración, Kattia Rodríguez, explicó que ante el masivo ingreso de migrantes extracontinentales, la única salida es la deportación y que las autoridades trabajan para proceder en ese sentido, aunque existen una serie de circunstancias que complican el proceso.

“Estas son personas que no tienen pasaporte ni ningún documento que los identifique, no podemos determinar con precisión su procedencia y debemos atenernos a lo que nos digan”, manifestó Rodríguez, quien señaló que en muchos casos vienen de naciones que no tienen representación diplomática en el país.

Un comunicado de la Presidencia señaló que se trabaja en el acondicionamiento de locales para alojar a los migrantes y darles la atención humanitaria que se requiere.

“La Cruz Roja Costarricense está reforzando el espacio de atención humanitaria básica con la cual se les provee agua, alimentación, baterías sanitarias y control sanitario”, al tiempo que el Ministerio de Seguridad ha reforzado las acciones de vigilancia y control en la zona fronteriza, señaló el comunicado.

En el centro de detención temporal serán trasladadas las personas migrantes irregulares adultas interceptadas en territorio nacional, bajo la administración de la Dirección General de Migración para iniciar el proceso de deportación, de acuerdo con las leyes vigentes.

Mientras tanto, a un centro de atención temporal serán trasladados los niños, sus padres encargados y las mujeres embarazadas, bajo la administración del Patronato Nacional de la Infancia