Un decreto ejecutivo ha dejado a lavoluntad de cada persona el uso de mascarilla en lugares públicos.

En un contexto en que las autoridades han levantado prácticamente todas las medidas de prevención, la quinta ola de Covid-19 experimento un rápido ascenso que podría llevar al país a la necesidad de nuevas y más drásticas medidas.

El número de nuevos casos pasó de 7.558 en la anterior semana a 10.213, lo que representa casi un 35%. Asimismo, el número de fallecimientos creció de 24 a 38 (58%).

Al 17 de mayo, el número de personas hospitalizadas fue de 307, de las cuales 38 se encuentran en condición delicada, atendidas en una unidad de cuidados intensivos. En comparación, al 10 de mayo (semana anterior) había 304 personas internadas, 48 en UCI.

Este es el único indicador que no muestra una tendencia preocupante, aunque los epidemiólogos estiman que la hospitalización en general y la de pacientes en estado crítico irá aumentando en tanto crezca el número de personas enfermas.

Los expertos consideran que ya ha iniciado una quinta ola de pandemia, presencia dominante de la variante ómicron.