Varios directores de los medios de comunicación con financiamiento gubernamental renunciaron o fueron despedidos por Pack, el nuevo jefe de la Agencia de Medios Globales de  Estados Unidos (USAGM).

Las medidas despertaron suspicacias sobre si Pack, designado por el presidente Donald Trump, busca poner fin a la independencia editorial de los medios, que incluyen Radio Free Europe, Radio Liberty, Radio Free Asia, Midedle East Broadcasting Networks, Voice of America y Radio y TV Marti.

"Michael Pack ha confirmado que está en una misión política para destruir la independencia de USAGM y socavar su papel histórico", dijo el senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez.

"El despido generalizado de los jefes de red de la agencia y la disolución de las juntas corporativas para instalar a los aliados políticos del presidente Trump son una violación atroz a la historia y la misión de esta organización de la que nunca se recuperará", añadió.

Janet Steele, directora del Instituto de Diplomacia Pública y Comunicación Global de la Universidad George Washington también expresó su preocupación por el futuro de la radiodifusión estatal.

Para Stelle el despido de jefes de estos medios "confirman los peores temores de aquellos de nosotros que creíamos que el nombramiento de Michael Pack era parte de un esfuerzo por convertir a USAGM en el brazo de propaganda internacional de la administración Trump".

La directora y subdirectora de Voice of America, Amanda Bennett y Sandy Sugawara respectivamente, ambas periodistas experimentadas, anunciaron sus renuncias el lunes mientras Pack ultimaba detalles para asumir sus funciones.

El miércoles, Pack despidió a los jefes de los otros medios y disolvió las juntas que supervisan las organizaciones.

La agencia, financiada por el gobierno pero estructurada para operar con independencia editorial y servir a países que carecen de prensa libre, no respondió a una solicitud de comentarios realizada por la AFP.

Durante su mandato, Trump ha desplegado innumerable críticas a los medios de comunicación.

La Casa Blanca acusó en abril a Voice of América de difundir "propaganda" china sobre la pandemia de coronavirus e instruyó a los funcionarios de salud estadounidense a rechazar entrevistas propuestas por dicho medio, según Bennett.