El presidente del Congreso, Henry Mora, lamentó la situación en que se encuentra la Defensoría de los Habitantes, “lo ocurrido con la exdefensora Ofelia Tailtelbaum ha menoscabado la institucionalidad de la Defensoría y tenemos que evitar que algo así vuelva a ocurrir”.

Mora espera que los legisladores comprendan lo delicado de la situación para que, en lo posible, eviten la formación de bloques con color político detrás de algún candidato.

Mora pidió enfatizar en la calidad humana de los aspirantes, “las calidades personales y el conocimiento de la materia de los aspirantes, por eso sería deseable, aunque suene idealista, que los candidatos no tengan una militancia política muy beligerante”, puntualizó.

El presidente legislativo señaló que los esfuerzos que realiza la Comisión están enfocados a que los procesos de selección “de los funcionarios en cargos tan delicados, den una garantía de las personas nombradas para desempeñarlos”; por eso se pidió auscultar más en el pasado de las personas y descartó que se puedan conocer los nombres con anticipación.

“Con la elección del Defensor o Defensora y la del Defensor Adjunto esperamos fortalecer y restablecer la credibilidad en una institución que es tan importante para la democracia costarricense y que se estaba dañando fuertemente; por eso consideramos que la renuncia de la ex Defensora era obligada y se le hizo la excitativa a doña Ofelia para que renunciara, no podíamos pasar a más”, dijo el presidente Legislativo.

La diputada liberacionista Maureen Clarke, miembro de esta Comisión, fue enfática: “en este momento es imposible dar nombres, los candidatos tienen que pasar por un proceso que se va a hacer con todo el rigor, tienen que cumplir los requisitos y solo al final se conocerán los elegibles”.

Clarke enfatizó su preocupación por la acefalía que atraviesa la Defensoría,  “también se interrumpió el nombramiento del Defensor Adjunto, que quedó anulado con la renuncia de la ex Defensora”.

Pero aclaró que para ella “el criterio de algunos diputados de que los aspirantes no tengan una militancia política activa no tiene validez porque si un dirigente de un partido político se presenta, tiene todo el derecho, no puede condicionarse su inscripción. Lo que sí va a ser determinante es que cumpla con los requisitos y entre en la lista que va a conocer el Plenario”.

La jefe de fracción del Frente Amplio, Patricia Mora, confía en el trabajo que está haciendo la Comisión: “Espero que las personas que puedan ser recomendadas tengan una hoja de vida intachable, puedan demostrar que no responden a ciegas a intereses partidarios y que sean una garantía para la defensa de los derechos humanos y también que sean una garantía para los derechos sociales y laborales de las y los costarricenses”.

“No hay ningún nombre, no se conoce de ninguna postulación, no es posible anticiparlo por ahora, aunque para el Frente Amplio es un honor que tantas personas promuevan y hablen en los términos que se refieren a él, de nuestro compañero José María Villalta. Él mismo hizo público que no se va a presentar al puesto de Defensor”, aseguró Mora.

(URL corto: http://bit.ly/1teLEcw