Doris Arias, magistrada de la Sala III.
Doris Arias, magistrada de la Sala III.

La magistrada acudió este miércoles a las 4 de la mañana ante el Juzgado Contencioso Administrativo de Hacienda y tres horas después, a las 7 a.m., la gestión fue acogida por el juez  Alcevith Godínez Prado.

El procedimiento, de efecto inusualmente veloz, podría permitirle a la magistrada prolongar la discusión del proceso disciplinario en su contra hasta noviembre próximo, cuando se acogerá a la pensión, tal como anunció este miércoles.

Arias dijo que había presentado la solicitud ante el juzgado porque hubo vicios en el procedimiento seguido por la Corte Plena, pues primero le comunicaron una sanción escrita y luego una suspensión de dos meses sin goce de salario por el mismo hecho.

Ella misma explicó que a partir de la aceptación de su reclamo, tiene 15 días para presentar el alegato escrito y, de seguido, vendrían las declaraciones de todas las partes interesadas, lo cual podría tomar varios meses.

De todas maneras, dijo, no tiene pensado volver a postularse al cargo en noviembre, cuando se vencen los ocho años para los que fue electa en el 2000. En esa fecha se acogerá a la pensión, de la misma forma que hizo el lunes pasado el ahora ex presidente de la Corte, Carlos Chinchilla, otro de los magistrados sancionados por la Corte Plena.

Chinchilla, Arias y sus compañeros Jesús Ramírez y María Elena Gómez fueron sancionados con una suspensión de dos meses sin goce de salario por haber desestimado una causa contra dos ex diputados, denunciados por un eventual tráfico de influencias en favor del empresario Juan Carlos Bolaños, centro del escándalo conocido mediáticamente como “cementazo chino”.