Alvarado inspecciona el puente sobre el Virilla, que será inaugurado en los primeros días de agosto. (Foto Presidencia)
Alvarado inspecciona el puente sobre el Virilla, que será inaugurado en los primeros días de agosto. (Foto Presidencia)

Los trabajos consisten en aumentar de dos a cuatro vías el puente sobre el cual transitan unos 40.000 vehículos. Según las estimaciones de los expertos, el impacto positivo de esta ampliación será sensible para los conductores en Escazú, Santa Ana, Belén y San Rafael de Alajuela y comunidades aledañas.

El presidente Alvarado se comprometió a complementar este trabajo con la ampliación de más de dos kilómetros de la radial Lindora.

Sobre este proyecto, el ministro Méndez anunció que los diseños quedarán aprobados en setiembre de este año y aseguró que ya se trabaja en el cartel licitatorio para contratar la construcción, que se espera esté adjudicada en el primer semestre de 2019.

Con estas proyecciones, los trabajos concluirían en el segundo semestre del 2020. 

“Además, tenemos previsto ensanchar el tramo entre el puente Virilla y el cruce de la Panasonic, en un plazo no mayor a dos años”, indicó Méndez. 

En la recta final de los trabajos en el puente sobre el Virilla, se tiene previsto iniciar esta misma semana la colocación de la mezcla asfáltica sobre la superficie y los accesos que unen la carretera con la estructura. Además, unos trabajos menores en cunetas y debajo de la estructura, con lo que se concluirá la obra.

“La planificación resultó vital, desde la etapa de diseño en la cual definimos una tipología que permitiera la reducción de costos y la menor afectación al ambiente, así como la coordinación con todas las instituciones para prever como se haría el traslado de los servicios públicos sin generar atrasos ni sobrecostos; asimismo, los trabajos solo se iniciaron una vez que estuvieron liberados los terrenos” explicó Alejandro Rossi, director de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) en Costa Rica.

El costo de la obra es de $8,5 millones financiados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Tanto el puente como la ampliación de la radial, son proyectos del Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI) gerenciados por la Oficina de UNOPS.