Además del paro, los vendedores realizarán una manifestación este lunes frente a las instalaciones de la JPS en San José, tras lo cual entregarán a las autoridades del gobierno un pliego de peticiones.

Entre las peticiones está la de que se renueve a la totalidad de la junta directiva y a todos los gerentes de área de la institución, a quienes se atribuye una “mala gestión administrativa”.

También piden eliminar el decreto que le permite a la JPS poner a jugar las series de la lotería no vendida o vendida en partes.

Es por este decreto que “se le permite a la JPS dejarse, al día de hoy, casi el 30 % de los planes de premios de esas loterías. En otras palabras, hemos llegado al punto en el cual la JPS  se convirtió en el mayor jugador y ganador de los premios de la lotería”, afirma un comunicado distribuido a la prensa por la ANEP.

Otra de las demandas consiste en que se establezca un plan de premios estable y precios acordes “con la realidad económica del país”, para que la lotería sea accesible a toda la población y no sólo un sector con capacidad económica.

Los vendedores exigen también que se les respete, a quienes actualmente desarrollan esa actividad, el porcentaje que ganan por la venta de lotería al público, que es del 12%, entre otros derechos laborales.

Recientemente, se han presentado situaciones conflictivas debido a que la JPS se ha quedado con algunos premios de sorteos importantes, como el “gordito” de medio año.

Hay críticas también por los elevados precios de los billetes, circunstancia que –según analistas- ha provocado una fuerte disminución de las ventas, que se incrementa año con año.