Banco de Costa Rica, pilar del sistema bancario estatal.

Por Welmer Ramos G. - Los activos del Estado valen por su rentabilidad y por la función social que cumplen. De los tres anunciados por el presidente como “vendibles”, BCR y el INS son altamente rentables y socialmente estratégicos. La rentabilidad de ambos rompe records en estos últimos años y son los agentes que imprimen competencia a mercados sumamente concentrados y colusionados. El BICSA es harina de otro costal, no juega ninguna función estratégica.

1.El Banco de Costa Rica es estratégico para darle competencia al sector financiero, que está concentrado en extremo y que -de seguirse concentrando- se tornaría nefasto para el accionar del resto de la economía.

2.La venta del BCR y el INS sería un duro golpe para: CONAPE, SBD, CNE, Regímenes de Pensiones, el sistema cooperativo, y la misma tributación que recoge el 30% de las ganancias.

Las utilidades de los bancos se reparten así:

     Conape: 5%

Comisión Nacional de Emergencias: 3%

Sistema Banca de Desarrollo: 5%

Infocoop: 10%

Impuesto de renta: 30%

Régimen de pensiones CCSS: 15%

 

3.Son los bancos del Estado los que funcionan con los márgenes de intermediación más bajos del sistema bancario. Sin ellos los costos de los intereses y los demás servicios financieros sería aún más altos en Costa Rica.

4.Con los 1.800 millones de dólares que según el gobierno generaría la venta de las empresas mencionadas, solo se amortiguaría una parte mínima de los 40.000 millones de dólares que representa la deuda del Estado, pero los costarricenses perderíamos instrumentos medulares de desarrollo.

5.La función de los bancos estatales es estratégica para darle apoyo a la producción, la banca privada es una banca de préstamos personales y de tarjetas.

6.Las utilidades de los bancos estatales en solo el primer semestre del 2022 sumaron más de ¢80.000 millones.

 7.Juanito Mora, Alfredo González Flores y don Pepe Figueres dieron luchas por tener bancos estatales fuertes para defender a los ciudadanos, a las pymes y a las empresas, en general, de los abusos de la banca privada. Deshacernos de los bancos del Estado sería un retroceso enorme.

8.Son los bancos del Estado los que tienen bancarizada a Costa Rica entera: en cada caserío hay un cajero, una agencia o un servicio de un banco del Estado, no así de la banca privada.

9.Lejos de venderlos los bancos estatales, o debilitarlos, lo que necesitamos es robustecer más.

10.Por otra parte, el INS es sumamente rentable y estratégico también para atender con competencia y eficiencia el mercado de los seguros en Costa Rica.

Como sociedad, nos urge implementar los seguros agropecuarios generalizados para proteger a nuestros productores de los cambios ambientales fortuitos, debidos al cambio climático, y solo una institución del Estado, como el INS, puede hacerse cargo de esta estratégica tarea.

 

Desde luego, esos activos tienen muchos novios privados, pero necesitamos que sean nuestros, de todos y todas, para bien del desarrollo.