El ex director gerente del FMI Rodrigo Rato será asesor del consejo internacional del Banco Santander. El economista español regresa así al sistema financiero, tras el fracaso en la gestión de Bankia, entidad que quedó al borde de la quiebra el año pasado y debió ser rescatada por el Estado. A su vez, otro ex titular del Fondo que volverá a ocupar cargos directivos es Dominique Strauss-Kahn, quien asesorará en materia económica al gobierno de Serbia. La actividad de ese país retrocedió 1,7 por ciento el año pasado, al tiempo que la tasa de desocupación trepó al 24 por ciento.

La trayectoria profesional de Rato fue diversa, aunque los resultados en general fueron los mismos:

- En 1996 y 2004, se desempeñó como ministro de Economía de España, durante las dos presidencias de José María Aznar. En esos años se realizaron algunos de los procesos de privatización más importantes del país, a partir del traspaso al sector privado de la empresa de telecomunicación Telefónica; de la eléctrica Endesa; de la petrolera Repsol; de la extractiva Tabacalera y de la bancaria Argentaria. También empezó a formarse allí la burbuja inmobiliaria que estalló en 2008.

- Después de esa experiencia, el economista se convirtió en director gerente del FMI, cargo que desempeñó hasta 2007. Su gestión estuvo marcada por la relación con la Argentina. Advertía que las políticas no eran sustentables, reclamaba recorte fiscal y que había que evitar un “recalentamiento” de la economía. En enero de 2006, el gobierno de Kirchner le pagó la totalidad de la deuda al FMI. “Este pago permite iniciar una nueva etapa, donde podremos decidir sin cuestionamientos las políticas que llevaremos adelante”, destacó la ex ministra de Economía Felisa Miceli. El discurso del ex presidente apuntó en la misma dirección. “Desnaturalizado como está en sus fines, el FMI ha actuado como promotor y vehículo de políticas que provocaron pobreza y dolor en el pueblo argentino, de la mano de gobiernos que eran proclamados alumnos ejemplares del ajuste permanente”, indicó el ex mandatario. Entre 2004 y 2007, el Producto de Argentina creció al 8,8 por ciento promedio anual, mientras que la tasa de desempleo pasó del 14 al 8 por ciento.

- Entre 2010-2012, tras una etapa previa como consejero del Banco Santander, Rato dirigió el Grupo Financiero Bankia. Esta entidad atraviesa desde el año pasado una fuerte crisis, lo que requirió la intervención del Estado español para evitar su quiebra. En 2011, la firma había reportado beneficios por 305 millones de euros. Sin embargo, auditores externos (Deloitte) no aprobaron ese balance, al encontrar inconsistencias relevantes. En la revisión de esos números se computaron pérdidas de 2979 millones de euros. Rato reportó una remuneración de 2,3 millones de euros en 2011. “Fundió el banco y daba lecciones a todos los demás sobre cómo debían administrar el país, es notable”, sentenció la presidenta CFK. Las críticas no fueron sólo de la mandataria argentina. El FMI publicó un documento para reprochar la gestión y decisiones tomadas por el organismo en 2004 y 2007, cuando el español se desempeñaba como director gerente. La institución reconoció que estuvo en “una burbuja de optimismo”, mientras se gestaba la mayor crisis financiera desde la década del treinta. En la actualidad, Rato está imputado por la Justicia española por presunta estafa en el caso Bankia.