El objetivo del cierre parcial es garantizar la seguridad de los peatones y de las personas que se movilizan en vehículos por el sector.

Este proyecto, que se financia con un financiamiento de 10 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pondrá un nuevo eslabón en la transformación de la ruta de circunvalación en una vía rápida, que ayude a descongestionar la ciudad de San José, informó el Consejo de Seguridad Vial (Conavi).

El organismo garantizó que en el sector habrá una adecuada señalización y un buen servicio de asistencia por parte de la Policía de Tránsito.

A fin de reducir el impacto del cierre de carriles en ese concurrido sector capitalino, el Conavi recomienda a los conductores que, en la medida de lo posible, utilicen las vías cantonales que se encuentran cercanas al proyecto.