Marcia Bernicat.

La jefa de la Oficina para los Océanos, Asuntos Científicos y Ambientales Internacionales, Marcia Bernicat, una funcionaria de carrera que fue embajadora en Bangladés, "representará a Estados Unidos en la cumbre del clima del secretario general de las Naciones Unidas", dijo el miércoles a la AFP un responsable del departamento de Estado.

La cumbre organizada por el jefe de la ONU, Antonio Guterres, busca que los dirigentes del planeta fortalezcan sus compromisos para limitar el calentamiento de la Tierra a 1,5ºC o 2ºC en relación al siglo XIX.

Pero no se espera ningún plan de Washington. Trump anunció en 2017 la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París sobre el clima, al estimar que era perjudicial para la economía estadounidense, y desde entonces multiplica las medidas para flexibilizar regulaciones que protegen el medio ambiente.

"Mi mensaje para todo el mundo es muy simple: la contribución de Estados Unidos es esencial", dijo este miércoles Guterres en una conferencia de prensa, consultado sobre si tiene un mensaje para Trump. "Es muy importante que Estados Unidos regrese al Acuerdo de París", afirmó.

El jefe de la ONU dijo que empresas, agencias de calificación, fondos de inversión "que representan billones de dólares" y bancos apoyan cada vez más una economía verde, y que espera que eso "tenga un fuerte impacto en la toma de decisiones de los líderes políticos".

Y también el liderazgo de los jóvenes, que en su opinión "han mostrado más determinación y más coraje a veces que las sociedades como un todo, y la esperanza es que influyan en las sociedades".

La primera cumbre sobre el clima de jóvenes en la ONU tendrá lugar este sábado y domingo, antes de la reunión de líderes el lunes.