Imagen: Foto UCR. Con una votación de 36 a favor y 12 en contra, los diputados acordaron mantener en su cargo a la Defensora de los Habitantes Catalina Crespo.

Los diputados a favor del informe de mayoría de la Comisión Especial que analizó las denuncias contra la funcionaria, aseguraron que “no encontraron evidencia contundente para solicitar el cese del cargo como Defensora de los Habitantes”.

El diputado Erick Rodríguez aseguró que se “ha perseguido” a la Defensora. Agregó que antes de escuchar el informe de la Defensora, él consideraba que Crespo debería dejar el puesto pero ahora, aseguró, su opinión es que debe continuar.

Para la legisladora Karine Niño, “la denuncia no tenía ni pies ni cabeza”. Agregó que “es molesto leer el informe de minoría, en el que se dejó de lado si hace bien su labor, se quedaron en si me cae bien o me cae mal”.

La diputada María Inés Solís aseguró que la Comisión realizó una investigación seria, responsable y objetiva, cumpliendo con el debido proceso y buscando la verdad real de los hechos. Para Solís el accionar de Crespo con respecto al caso de la UPAD, molestó a los congresistas del PAC.

El diputado Otto Roberto Vargas, señaló que la investigación de la UPAD por parte de la Defensoría fue deficiente, según su criterio, dijo, se manipuló la información donde se perdió parte del audio de la entrevista al presidente de la República, Carlos Alvarado.

El diputado José María Villalta señaló una serie de vicios de procedimiento en el proceso que se le siguió a Crespo. Señaló que la Defensora no ha sido del todo consecuente, pero esta razón no da para una destitución. Señaló su preocupación por los choques de existen entre la Defensora y algunos funcionarios de la institución y señaló como un hecho grave que se eliminara el nombre de Rodolfo Piza del informe de la UPAD, “es una falta al deber de probidad”.

La Defensora de los Habitantes, Catalina Crespo, por su parte, destacó la seriedad del trabajo de los y las legisladoras, y afirmó que va a reforzar “el compromiso en la defensa, protección y divulgación de los derechos humanos de todas las poblaciones”.

Para la Defensora, la comisión investigadora “concluyó en su dictamen de mayoría que las conductas denunciadas no constituyeron negligencia notoria o violación grave de la ley, así como que no constituían faltas que alcancen grado de culpa y “mucho menos notoria, evidente y manifiesta o que signifiquen una violación grave del ordenamiento jurídico costarricense”.

Agradeció el voto de confianza de los 36 diputados de distintos partidos políticos que apoyaron su desempeño en la defensa de los derechos de todos los y las habitantes de Costa Rica.

“Continuaré reforzando mi compromiso en la defensa, protección y divulgación de los derechos humanos de todas las poblaciones”, señaló la jerarca.

La Defensora agregó que seguirá la hoja de ruta trazada desde que llegó a la Defensoría, y que consiste en dirigir acciones en tres ejes específicos: la institucionalidad pública, temas de pobreza y desigualdad; así como la polarización y exclusión. Para lograr sus objetivos destacó que la institución cuenta con funcionarios con vasta experiencia, sensibilidad y compromiso con los derechos humanos de nuestro país.

“Estoy convencida de que podemos reforzar el trabajo de una Defensoría presente, tangible y real. Siempre será un privilegio trabajar en una organización que se empeña en cumplir su mandato de protección de los derechos humanos en Costa Rica. Hoy, como siempre, tendrán a una Defensora en las comunidades, escuchando las voces y trabajando por las y los habitantes”. finalizó Catalina Crespo.