La operación “estuvo muy bien, todo evolucionó de manera adecuada según el plan quirúrgico”, informó en conferencia de prensa el cirujano principal, Mario González.

El médico precisó que la cirugía duró aproximadamente dos horas y que el gobernante ya se encuentra en franca recuperación.

Sin embargo, Solís deberá guardar reposo relativo por unas dos semanas, manteniendo una actividad física normal pero básicamente dentro de su casa. Posteriormente podrá reincorporarse plenamente a sus labores habituales pero evitando los esfuerzos físicos pesados.

Los médicos han aclarado que el problema del presidente, de 59 años, fue un agrandamiento de su próstata -no canceroso-, que le provocaba diferentes molestias pero que fue detectado tempranamente y que ha sido corregido por la cirujía.