El Gobierno informó de las gestiones que realiza para una cita regional sobre el tema migratorio de cubanos, que tienen como ruta de paso los países ubicados entre Ecuador y México, para llegar a los Estados Unidos, y encontrar una salida a la situación de estas personas.

El presidente Luis Guillermo Solís fue enfático al señalar que para Costa Rica la principal prioridad “es de carácter humanitaria, para garantizar que hombres, mujeres y niños migrantes tengan las condiciones adecuadas de alimentación, atención médica y psicológica, cobija y techo para afrontar la difícil situación que afrontan en la frontera norte”por lo que se ha intensificado la asistencia humanitaria.

Las autoridades insisten en que en la crisis de los migrantes, Costa Rica solo atiende el tránsito de ciudadanos cubanos hacia los Estados Unidos y lo hace con apego a las normas internacionales migratorias y de derechos humanos.

Pero asegura que esta es una realidad multinacional que no ha sido abordada en América Latina desde esta perspectiva y reforzó la convocatoria a una reunión de las autoridades de cada país sobre este tema y para resolver la emergencia que se está registrando en Costa Rica ante el impedimento por parte de Nicaragua, al tránsito de los migrantes hacia el norte.

“Costa Rica no es el origen, ni el destino. Procuraremos un acuerdo internacional urgente para encontrar una solución sostenible” ha señalado el gobierno..

Unos 1.200 cubanos que ingresaron a nuestro país por distintos puestos fronterizos, para continuar el viaje por tierra hacia los Estados Unidos, se encuentran varados por la negativa del gobierno de Nicaragua a permitir el paso de los migrantes por su territorio.

Entre las alternativas que está proponiendo el gobierno costarricense, se considera un puente por mar con El Salvador, que permita a los cubanos continuar su viaje hacia el norte.

Para el ministro González todos los países que se han visto involucrados como lugares de tránsito: Ecuador, Colombia, Panamá, Centroamérica y México, así como Cuba “deben encontrar puntos de acuerdo para solventar esta situación”.

“Se trata de establecer un corredor humanitario. Los países nos tenemos que poner de acuerdo y evitar que caigan en manos de las redes y los coyotes, porque recordemos que el objetivo de ellos es llegar a Estados Unidos y van a tratar de hacer todo lo posible por lograrlo”, afirmó González.

Paralelamente, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) se mantiene en comunicación continua con las instituciones operativas y organismos internacionales como ACNUR y la Organización Internación de Migraciones (OIM) para integrar esfuerzos y garantizar la protección a la vida de estas personas.