De un total de 22 películas postuladas en convocatoria pública para la competencia centroamericana y caribeña de largometraje, fueron seleccionadas 10, provenientes de Cuba, Guatemala, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Costa Rica.

En cuanto a la Competencia nacional de cortometraje, de 70 producciones presentadas se eligieron 11, lo que hace un total de 21 producciones en las secciones competitivas del Festival (ver lista abajo).

El equipo curatorial del CRFIC9 está constituido por el director artístico del Festival, Fernando Chaves Espinach, la socióloga Luciana Gallegos, y los cineastas Cristóbal Serra y Roberto Jaén.

A propósito de la competencia centroamericana y caribeña de largometraje, el director artístico del Festival, Fernando Chaves Espinal, afirmó que esta actividad constituye una plataforma para el cine regional.

“Celebramos la diversidad de voces que cuentan historias en nuestros países y reconocemos en ellas la voluntad de narrar desde diferentes lugares. Que este año participen siete directoras en la competencia, demuestra la prominencia de las cineastas mujeres en nuestro entorno”, sostuvo Chaves.

En cuanto a la competencia nacional de cortometraje, el director artístico del festival manifestó que “ofrece un espacio para confirmar los talentos emergentes de Costa Rica y las búsquedas que realizan los cineastas en diferentes momentos de su carrera. La competencia permite mostrar este trabajo ante un público que ya espera descubrir, año tras año, qué se está haciendo en nuestro contexto”, señaló.

Los largometrajes de esta competencia son: Entre perro y lobo (Cuba, 2020), bajo la dirección de Irene Gutiérrez; 1991 (Guatemala, 2021) de Sergio Ramírez; Panquiaco (Panamá, 2020) de Ana Elena Tejera; Aurora (Costa Rica, 2020) de Paz Fábrega; El pájaro de fuego (Costa Rica, 2020), de César Caro; Objetos rebeldes (Costa Rica, 2020) de Carolina Arias; Landfall (Puerto Rico, 2020), de Cecilia Aldarondo; Liborio (República Dominicana, 2020), de Nino Martínez Sosa; El silencio del topo (Guatemala, 2020), de Anais Taracena; y Fly So Far (El Salvador, 2020), de Celina Escher.