Eso es lo que le explicó un tío del joven de 21 años a la agencia de noticias Reuters poco después de enterarse de que su sobrino, al que describe como un chico que pasaba muchas horas solo en su cuarto, era el joven al que la policía buscaba por supuestamente haber abierto fuego en una histórica iglesia metodista episcopal africana de Charleston.

Este viernes, la policía informó que Dylan Roof fue acusado de nueve cargos de asesinato y un cargo de posesión de armas.

El sospechoso debe de hacer su primera aparición en tribunales el viernes.

De ser condenado, podría enfrentar la pena de muerte. La gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, dijo que el joven "debe ser ejecutado".

El joven fue arrestado 13 horas después del tiroteo en un control de tráfico en Shelby, en la vecina Carolina del Norte, según informó el jefe de la policía de esa ciudad, Gregory Mullen.

El tío de Roof, Carson Cowles, también le dijo a Reuters que pensaba que su sobrino parecía estar "a la deriva", pero que nadie en su familia esperaba que hiciera algo como el tiroteo del que es sospechoso y confirmó que la policía había hecho una redada en la casa donde vivía.

Pistas de familiares y amigos

Documentos judiciales de Carolina del Sur muestran que Roof había enfrentado un proceso por un delito relacionado con drogas y que había sido detenido previamente por allanamiento de propiedad privada.

Estas son las imágenes divulgadas por la policía de Charleston del sospechoso del atentado.

La policía identificó al joven de 21 años tras recibir llamadas de familiares y amigos que decían reconocer a Roof en las imágenes que proveyeron los agentes de las cámaras de seguridad de la iglesia tras el tiroteo.

Las fotos muestran a un joven de complexión delgada, pelo castaño, con un suéter deportivo gris, vaqueros y botas.

Un amigo de la infancia de Roof, Joey Meek, alertó al Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) cuando vio las imágenes.

Según le dijo la madre del joven, Kimberly Kozny, a la agencia de noticias AP, Roof solía vestirse con el suéter gris con el que se ve en las imágenes divulgadas por la policía cuando iba a su casa a jugar videojuegos con su hijo.

"No sé que se habrá pasado por la cabeza", lamentó Kozny. "Era un niño muy dulce. Era tranquilo. Sólo tenía unos pocos amigos", añadió.

Símbolos supremacistas blancos

El departamento de Justicia investiga el tiroteo como un crimen de odio.

El portal NBC News también publicó una entrevista con Sylvia Johnson, una prima del pastor Clementa Pinckney, fallecido en el tiroteo, y quien dice haber hablado con una de las supervivientes.

Según contó la mujer, el atacante "recargó su arma cinco veces" y les dijo a las víctimas: "Tengo que hacerlo... Ustedes violan a nuestras mujeres y están tomando nuestro país y se tienen que ir".

El Departamento de Justicia está investigando el tiroteo en la iglesia de Charleston como un crimen de odio.

Según el perfil de Facebook de Roof, el joven fue a la escuela secundaria White Knoll en Lexington, Carolina del Sur, a dos horas de Charleston.

En una imagen aparece con una chaqueta con banderas de Sudáfrica y Rodesia (hoy Zimbabue) de cuando ambas naciones estaban lideradas por minorías blancas.

Kozny, la madre de su amigo de infancia, también le dijo a AP que Roof llevaba una bandera confederada en la matrícula de su auto.