El relajamiento de los últimos días es el factor que incrementó el número de casos a niveles "peligrosos".

El ministro de Salud, Daniel Salas, informó que los nuevos casos de jueves a viernes fueron 119, la cifra más alta desde que inició la pandemia, y aseguró que estas cifras nos colocan en el riesgo de que el contagio inicie una curva exponencial de crecimiento.

“Con base en estos datos vamos a posponer la activación de la fase 3, de forma preventiva”, apuntó.

Esto implica que no podrán abrirse de nuevo los centros de culto, cines, teatros o museos y la ampliación de horarios para visitar las playas.

La final del campeonato nacional de fútbol, que iba a jugarse este fin de semana entre el Deportivo Saprissa y Liga Deportiva Alajuelense, también fue suspendida hasta nuevo aviso.

Además, la restricción vehicular será ampliada en los términos que funcionó durante la Semana Santa. Los automóviles solo se podrán usar para ir al supermercado, la pulpería, la farmacia o centros médicos. Con tales fines estarán autorizados a circular los vehículos con placa impar el sábado; con placa impar el domingo, de 5 de la mañana a 5 de la tarde.

La disposición entrará en vigencia este sábado a partir de las 10:00 a.m., para dar oportunidad a las personas que se encuentran fuera de su lugar de residencia a que puedan trasladarse de regreso, explicó el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexander Solís.

 

Alerta naranjada en Desamparados y Alajuelita

Por otra parte, las autoridades decretaron la altera naranja para dos populosas comunidades de la Gran Área Metropolitana: Desamparados y Alajuelita, donde se han detectado un aumento de los contagios.

Según explicó Salas, en Alajuelita se han detectado dos focos de contagio, uno de ellos el de la fiesta con 50 personas que sigue generando casos de Covid-19. En Desamparados, se trata de casos aislados que están siendo investigados para determinar su conexión epidemiológica.

 

Cifras

Los 119 contagios registrados de jueves a viernes es la cifra más alta registrada en el país desde que inició la pandemia en marzo pasado. Un total de 40 cantones reportaron nuevos contagios en esta fecha, incluido Buenos Aires de Puntarenas que se había mantenido libre de la pandemia.

En total, de los 82 cantones del país, 79 tienen ahora registros de Covid-19, precisó Salas.

La cifra de personas recuperadas es de 982, con un rango de edad entre los 0 y los 86 años.

La cantidad de fallecimientos sigue siendo de 12, pero el número de internamientos aumentó a 29 y a 5 los que han requerido cuidados intensivos.

Con respeto a estos último, el presidente de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Román Macaya, detallo que se trata de personas con edades de 27, 33, 43, 59 y 61 años, lo que quiere decir que ninguna de las personas que han evolucionado a condiciones graves en los últimos días es un adulto mayor.