Carlos Cerdas y Mélida Solís, implicados en el caso Cochinilla.

El Tribunal de Hacienda que veía la apelación de las medidas cautelares impuestas a Carlos Cerdas y Mélida Solís, principales investigados en el caso conocido como “Cochinilla”, acogió los argumentos del Ministerio Público, por lo que ambos empresarios deberán ir a prisión preventiva.

Según el informe del OIJ, Carlos Cerdas, propietario de la empresa Meco S.A. fue detenido esta mañana en las inmediaciones del centro comecial Multiplaza, mientras a que Mélida Solís se le capturó al presentarse a los tribunales de Goicoechea.

El Tribunal de Hacienda acogió este lunes el recurso de apelación del Ministerio Público, respecto a las medidas cautelares sustituvas impuestas a los imputados Solís y Cerdas por el juzgado penal, con lo cual quedó vigente la medida de prisión preventiva por cuatro meses.

El juzgado penal había impuesto a los dueños de MECO S.A. y H. Solís, Carlos Cerdas y Mélida Solís, respectivamente, sendas fianzas de 5 y 3 millones de dólares, así como la entrega del pasaporte y la obligación de mantener un domicilio fijo.

La Fiscalía apeló esta decisión, argumentando que las medidas no eran suficientes para mantener a los empresarios ligados al proceso, entre otras razones por la capacidad económica de los investigados. 

Un juez del Tribunal Penal de Hacienda acogió los argumentos del Ministerio Público, estableciendo que tales medidas no eran "idóneas" para mantener a los investigados ligado al proceso penal.

Solís y Cerdas son vinculados por la Fiscalía de pagar sobornos a funcionarios del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) para obtener contratos de obra pública de manera irregular, entre otras acciones supuestamente delictivas, que habrían ocasionado un perjuicio grave a la hacienda pública.