Jacqueline Mary King,  ganadora del Premio del Agua de Estocolmo 2019. (Foto: FECON)

El Movimiento Ríos Vivos, integrado por 24 asociaciones de la zona Sur de Costa Rica, formó parte de un núcleo de personas y grupos de todo el planeta que nominaron a la ganadora del Premio del Agua de Estocolmo 2019, la especialista en aguas Jacqueline Mary King.

Este galardón de Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI), considerado “Premio Nobel del Agua”, que fue anunciado el fin de semana, rinde homenaje a personas o grupos cuyo trabajo ha contribuido a la conservación y protección de este líquido vital (1).

King, oriunda de Sudáfrica, es una científica acuática especializada en el concepto de caudales ecológicos -- el agua necesaria para preservar los valores ecológicos en los ríos-- que se ha vuelto central en la gestión sostenible de los recursos hídricos. Ella es parte de una comunidad científica internacional que, durante las últimas dos décadas, ha logrado articular con más claridad el balance que existe entre costos y beneficios ambientales, sociales y económicos que deben considerarse antes de realizar proyectos que vayan a tener un impacto sobre la salud de las cuencas hidrográficas.

Como resultado de esta metodología, los tomadores de decisión son presentados con una serie de escenarios posibles que les permiten evaluar el impacto de los proyectos y tomar mejores decisiones para proteger la naturaleza y la sociedad. Así mismo, esta metodología permite la participación equitativa de expertos científicos, líderes gubernamentales y de la sociedad civil, así como residentes de las comunidades locales afectadas.

En particular las poblaciones más pobres son tradicionalmente los más afectados por el impacto de estos proyectos hidroeléctricos y embalses para riego. Estas personas pocas veces llegan a tener una voz y un asiento en la mesa de decisiones al respecto.

Al respecto, un reporte reciente sobre el estado de la Cuenca baja del río Mekong –el más largo del sureste asiático, de aproximadamente 795,000 km2-- después de una fase de 20 años de intensa construcción de proyectos hidroeléctricos, estimó que el impacto económico de dichos proyectos llegó a contabilizar pérdidas por 7,3 billones de dólares, si se toman en cuenta los gastos sociales, económicos y ambientales como el aumento del desempleo y la sedimentación, y la reducción de la pesca, que frecuentemente no son considerados a la hora de evaluar el impacto de proyectos hidroeléctricos.

La ciencia de los caudales ecológicos ha evolucionado recientemente para culminar en el concepto de “espacio de desarrollo” –el punto límite de alteración de una cuenca, más allá del cual los impactos sociales, económicos y ambientales negativos superan los beneficios. Así mismo, esta ciencia exige el análisis de estos impactos a nivel global en cada cuenca en vez de los análisis tradicionales que se enfocan en cada proyecto individual.

El mito del caudal ecológico

Otro enfoque de la Dra. King es explorar el mito del caudal mínimo ecológico de un río, considerado como un 10% del caudal medio histórico. A través de múltiples estudios, ella y sus colegas han demostrado que la protección de solo el 10% del caudal de un río no es suficiente para garantizar la subsistencia de los ecosistemas ni de las comunidades locales que dependen de los ríos y mantos acuíferos para su subsistencia.

Los conceptos del manejo sostenible de los caudales ecológicos propuestos por King forman la base científica de la Ley de Agua de Sudáfrica, elaborada durante la administración de Nelson Mandela, y considerada entre las más avanzadas en el mundo. Como parte de esta ley, la naturaleza y los seres humanos tienen derecho prioritario al agua. Las necesidades de todos los otros sectores, como la agricultura, la industria y las municipalidades, son secundarias y requieren de un permiso.

King en Costa Rica 

La Dra. Jackie King vino a Costa Rica en 2006 a solicitud de varias instituciones de gobierno, ONGs y organizaciones comunales de la zona Sur del país, particularmente vecinos de la comunidad de Volcán de Buenos Aires --en ese momento buscando construir una visión sostenible para la cuenca del río Volcán.

La Organización de Estudios Tropicales (OET), ICE, MINAET y Pro-Térraba entre otras organizaciones patrocinaron su visita al país. (1) Durante su visita la Dra. King realizó talleres y conferencias en las instalaciones de OET en Palo Verde, el edificio central del ICE, las instalaciones de la compañía Pindeco (Del Monte) y el Salón Comunal de Volcán.

El Movimiento Ríos Vivos participó en la nominación de la Dra. King para el Premio del Agua de Estocolmo 2019 porque promueve una visión similar, de la necesidad de estudiar de antemano y a fondo los posibles impactos sociales, económicos y ambientales de conlleva cualquier proyecto propuesto en una cuenca hidrográfica.

La visibilidad de este premio internacional y la visión del Movimiento Ríos Vivos en esta nominación son, particularmente relevantes en un momento en que Costa Rica ha lanzado y está recibiendo atención internacional para su Plan de Descarbonización. La gestión integral del recurso hídrico, en estos tiempos de cambio climático acelerado, afectaría todos los sectores mencionados en este plan, incluyendo el transporte, el manejo de residuos, y en particular la agricultura.

La Dra. King recibirá el premio el 28 de agosto de 2019 en Estocolmo, Suecia; dos representantes del Movimiento Ríos Vivos asistirán a la ceremonia.

Notas:

1. Internacional del Agua de Estocolmo https://www.siwi.org/prizes/stockholmwaterprize/

2. Ver entrevista en periódico La Nación: https://www.nacion.com/ciencia/entrevista-jacqueline-m-king/FRBKPEGUZ5DSFDQN7NRXNT75LQ/story/).