Ante la creciente escasez y poca disponibilidad de fuentes de agua limpia, el control de los pequeños ríos ha detonado varios conflictos en los que se defiende la supremacía del recurso hídrico para el consumo humano, señala un Informe sobre la lucha en defensa del recurso hídrico de la Federación Ecologista FECON.

Esta escasez de fuentes de agua potable, está limitando los permisos para nuevos desarrollos de infraestructura comercial o urbanística en los cantones de Buenos Aires y Pérez Zeledón.

Los Concejos de ambas municipalidades decretaron, recientemente, una moratoria a proyectos hidroeléctricos en sus territorios, donde se tramitan diez de los sesenta proyectos que evalúa el ICE para la generación privada de electricidad y que han desatado un conflicto de intereses en ambos cantones.

Las comunidades y municipalidades del sur del país cuestionan la insistencia, del Gobierno y de los empresarios privados, en impulsar la apertura del mercado eléctrico, mientras que por el contrario, no tienen mayor interés en aprobar una nueva Ley del Recurso Hídrico, ni en la reforma constitucional para que el agua sea un bien de dominio público y su acceso se considere un derecho humano, señaló Mauricio Álvarez, presidente de FECON.

El conflicto se agravó cuando el ICE adjudicó los dos proyectos de Consuelo y Monteverde II -en la licitación del ICE N°01-2012- y le dio a las empresas un año de tiempo para presentar el Estudio de Impacto Ambiental.

La licitación, no consideró ningún ordenamiento ni otro mecanismo efectivo para definir el uso racional de las cuencas, que se emplean para la generación eléctrica. Tampoco ha tenido consideraciones hacia la garantía del agua para el consumo humano, asunto que ha provocado conflictos por el uso del recurso en diversas regiones del país.

En este contexto, las comunidades, las organizaciones locales, el Programa Kioscos Socioambientales de la Universidad de Costa Rica y la FECON, están organizando un Encuentro de Comunidades afectadas, por proyectos en la Zona Sur y con representantes de la Zona Norte, el Caribe y de Chiriquí y de Santiago de Panamá. El encuentro se realizara del 20 al 22 de setiembre en la comunidad de Longo Mai (www.sonador.info) de San Isidro de El General.

Moratoria Pérez Zeledón

El informe de la Federación Ecologista –FECON- detalla que los Proyectos Hidroeléctricos Monteverde I y Monteverde II afectarían el Río Convento, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Longo Mai, amenazaría el suministro de varias ASADAS y de varios acueductos para el consumo humano, la agricultura y la ganadería. También implicarían la deforestación del bosque así como la invasión del área de protección del río.

El Proyecto hidroeléctrico (PH) Peñas Blanquitas I y Peñas Blanquitas II afectaría el río del mismo nombre. El PH Consuelo afectaría el Río Cañas. Mientras sobre el río Volcán se encuentran los PH Altamira, Cordoncillo I y Cordoncillo II y San Rafael en el Río San Rafael.

El PH Hidrosur afectaría el Río Chirripó Pacífico, lo que ha generado la organización de las comunidades de Rivas de Pérez Zeledón en el Comité de Defensa de los Ríos, que tienen 15 años de estar protegiendo el área de los intentos de construir represas. En el sector de Guadalupe de Rivas, desde 2007 existe una concesión de agua para consumo humano, asignada al A y A para el abastecimiento de agua potable en las áreas urbanas de los distritos San Isidro y Daniel Flores.

La Municipalidad decretó (Sesión ordinaria 171-13) una moratoria a las represa en el cantón hasta tanto se haga una planificación del recurso hídrico y se consoliden primero los proyectos para garantizar el consumo humano.

Moratoria Buenos Aires

El PH Consuelo sobre el río Cañas que tendrá un costo aproximado de 8.5 millones de dólares, ha generado una gran oposición local y desde la Municipalidad, pues podría afectar el abastecimiento futuro de agua para más de 22 mil habitantes. Por lo que, el pasado 22 de junio el Concejo de la Municipalidad de Buenos Aires (Acuerdo 25-2013) aprobó una moratoria para la construcción de proyectos hidroeléctricos privados en el cantón, hasta tanto no se resuelva el conflicto con proyectos de abastecimiento de agua potable para el cantón.

Estos 10 proyectos generarían en su conjunto aproximadamente 71 MW, pero debido a que son proyectos a filo de agua y pequeños embalses, en la estación seca es de esperar que disminuyan. Por lo que, no resuelvan el problema de fondo, que es la necesidad de disminuir la generación eléctrica en el verano producida a base de petróleo.

A estos conflictos hay que sumarles el desatado por el PH Diquís y Savegre, en la misma región y a unos cuantos kilómetros en Panamá -donde indígenas y campesinos han protagonizado alzamientos- en las provincias de Chiriquí (con más de 50 hidroeléctricas) y Veraguas. También, se produjeron graves conflictos por la imposición de las líneas eléctricas de Diquís en Los Santos y las del SIEPAC, que fue el último tramo de construcción con muchos conflictos por servidumbres y expropiaciones, configurando una realidad diversa y explosiva desde el punto de vista social.