La medida forma parte de la estrategia para enfrentar la crisis vial, provocada por el colapso y cierre de la vía de circunvalación.

“La próxima semana, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes finiquitará los procedimientos técnicos y legales para que el Consejo de Transporte Público (CTP) autorice y otorgue los permisos a las tres líneas acordadas”, informó la presidencia en un comunicado.

La tarde del jueves, representantes de los transportistas se reunieron con el segundo vicepresidente Luis Liberman y la viceministra de Tranportes, Silvia Bolaños, para analizar las medidas y tomar acuerdos.

“Hemos logrado un importante consenso en beneficio de los miles de costarricenses que se desplazan por la capital. Estas rutas les permitirá viajar con mayor comodidad entre puntos que los obliga a pasar por el centro de San José, cuando esto es totalmente innecesario”, señaló Liberman.

Maritza Hernández, presidenta de la Cámara Nacional de Transportes, afirmó que el proyecto cuenta con el total apoyo de los empresarios, que están conscientes de la seriedad de la crisis vial.

“Trabajamos en los ajustes para entrar en operación y precisamente este viernes se realizarán recorridos de prueba para ver rutas, frecuencia, horarios e infraestructura. El sector empresarial se está movilizando con la compra de autobuses porque queremos dar soluciones de transporte”,  recalcó Hernández.

Otra de las medidas de emergencia adoptadas por el gobierno fue el cambio de horario, que entró a regir este jueves, para unos 60.000 empleados públicos que trabajan en San José, con el fin reducir la presión en las horas pico. 

 

.