Salud comunicó una alerta sanitaria por Malaria luego de que se confirmaran 9 casos autóctonos de personas afectadas por este mal: 4 en Matina, 3 en Sarapiquí y 2 en Pital de San Carlos.

El ministerio de Salud hizo un llamado a la población y a las instituciones públicas para que “se extremen medidas preventivas para evitar la propagación de la malaria”, una enfermedad tropical que transmite el mosquito anopheles, cuyos síntomas principales son fiebres esporádicas, que van y vienen, escalofríos frecuentes,  sudoración, dolor de cabeza y dolor muscular persistentes.

Las poblaciones donde se registraron los casos de contagio, están ubicadas en la zona norte del país pero la experiencia con otros males como el Zika o el Dengue, hay prever que la propagación podría darse en cualquier momento debido a la alta movilidad de la población por todo el territorio nacional.

El ministerio de Salud puntualizó, que en los años 2012, 13, 14 y 15 no registraron afectados por este mal, sin embargo, en lo que va del 2017 se han detectado 9 casos de transmisión autóctona.

La principal medida de prevención es la eliminación de sitios que puedan servir de criaderos el mosquito anopheles.

Según Daniel Salas, de Vigilancia a la Salud, las medidas de prevención son similares a las que la población ha tomado para frenar el Dengue y el Zika, mediante la eliminación de posibles criaderos para los mosquitos y la fumigación en los hogares y alrededores de las viviendas ya que, señaló, “nuestro país tiene condiciones muy favorables para la enfermedad”.

“Costa Rica es un país tropical y en realidad la malaria es un parásito que tiene predisposición por zonas tropicales.”

Salas resaltó los logros sanitarios a nivel mundial en la erradicación de la malaria, un mal que hace unas décadas atrás afectaba a cientos y miles de personas, dentro de una estrategia global “en los últimos años se habían reducido tanto que la Organización Panamericana de la Salud (OPS), estaba perfilando al país para certificarlo como libre de transmisión autóctona por malaria”. Ahora, después de superar estos casos, habrá que esperar que pasen al menos 3 años más sin casos autóctonos, para poder optar por este reconocimiento.

Entre las acciones para evitar la propagación del mal, están previstas campañas de información a la población y a nivel comunal.

 “No es una emergencia, dijo el especialista, es un llamado a realizar acciones que son simples y van a disminuir el riesgo de que se establezca otra vez, un periodo de transmisión sostenida en nuestro país“.

En los centros médicos, se ha dispuesto lo necesario para que se aplique el examen para descartar la enfermedad, incluso en las zonas de difícil acceso pero con riesgo de malaria. Cada vez que un médico sospeche que hay malaria tienen que realizarse las pruebas así como las de zika, chikungunya y dengue, advirtieron las autoridades.

La Malaria es una enfermedad que hace poco tiempo mataba cerca de 3 millones de personas por año en todo el mundo, actualmente mata entre 700 mil y 800 mil personas y es también transmitida por el mosquito anopheles que se incuba en zanjas, lagos o ríos en zonas con poco movimiento de agua.