Con una inflación que rompió a la baja las expectativas (se ubica en torno al cero %), la caída del desempleo, la puesta en marcha de programas de capacitación, una doble apuesta a la Banca para el Desarrollo, estabilidad de los indicadores monetarios, la baja de tasas de interés, proyectos de grandes obras públicas en marcha y la articulación de todos los ministerios e instituciones estatales, la Administración Solís Rivera apuesta a lograr un golpe de timón en el despegue económico del país en el 2016.

El Consejo de Gobierno amplió durante un encuentro con la prensa la mañana de lunes, las líneas generales anunciadas por el mandatario Luis Guillermo Solís sobre el plan Impulso, en la Cadena Nacional del domingo.

La articulación de este conjunto de acciones, dijo Solís, están orientadas a imprimirle dinamismo a la economía con la vista puesta en el estimulo a la producción y la creación de empleos de calidad en el corto plazo. El desempleo ha disminuido del 10.1% al 9,5% y sigue la tendencia a la baja.

Solís afirmó que “la economía de Costa Rica sigue recuperándose. Así lo reconocen el Banco Central y organismos internacionales. En el 2015 la producción nacional ha crecido mensualmente 2,1% en promedio y si se excluyen del cálculo las zonas francas, el aumento ha sido de 3% sostenido en los últimos cuatro meses”.

“Debe recordarse que las previsiones de los organismos internacionales apuntan a que Costa Rica crecerá por encima del promedio de los países de América Latina en el 2015 y el 2016” dijo.

“Con estas acciones, entre otras, colaboramos con la recuperación de la economía, atendemos el clamor de las y los empresarios por reducir trámites, aumentamos el empleo y, por medio de la inversión pública, impulsamos el crecimiento económico del país”, enfatizó el Presidente.

Entre los anuncios, el presidente del Banco Central, Ovidio Castro, anunció la baja en la tasa básica pasiva, que apunta a provocar una reducción en las tasas de interés para expandir el crédito para la producción y el estimular el consumo. “Con los indicadores económicos actuales, tenemos que aprovechar para expandir el crédito” afirmó Castro.

El viceministro de Hacienda, por su parte agregó, que los bancos comerciales podrían apostar por mantener mayores márgenes de ganancia en este momento, pero que como estrategia tendrán que adoptar tasas de interés menores para expandir el crédito, lo que les dará más rentabilidad en el mediano y largo plazo.

El Gobierno apoyará la política monetaria seguida por el Banco Central durante el 2015 para proveer la liquidez suficiente que permita expandir el crédito y un mayor crecimiento económico. La reducción de tasas de interés podría rondar los dos puntos porcentuales, había adelantado Solís.

La Banca para el Desarrollo es otra de las figuras estelares del gobierno. El ministro de Economía, Welmer Mora, anunció la duplicación en los próximos meses de la cartera de préstamos a pequeños emprendedores, pasando de ¢100 mil millones a ¢200 mil millones, con un total previsto de 70 mil personas beneficiarias y un mayor respaldo a las PYMES.

Sobre la construcción de infraestructura, donde el gobierno proyecta invertir más de $650 millones, se señaló que habrá obras en centros educativos gestionadas por el Ministerio de Educación Pública, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) en la ampliación de la Ruta 32 a Limón, el puente de Paso Ancho en la radial sur y los tres puentes en la radial norte que se iniciaran el próximo año. También se anunciaron obras de generación eléctrica, entre otras.

El ministro de Salud, Fernando Llorca, resaltó la importancia de la simplificación de permisos sanitarios para actividades y empresas de bajo riesgo. Varios de estos permisos requerían 30 días que se reducen a 5 días, tendrán un proceso de inscripción abreviado y una renovación automática por cinco años. Además, solo pagarán el 20% del costo del permiso sanitario. Esta medida beneficiara principalmente a pequeñas empresas de productos alimenticios y cosméticos.

Por parte del Consejo Nacional de Producción, se aumentarán las compras a pequeños y medianos productores, en al menos ¢10 mil millones adicionales, en el transcurso de 2015 y el 2016 para abastecer a todas las instituciones estatales, como centros educativos y hospitales entre otras.

También fue anunciada la modernización de la Secretaría Técnica Ambiental (SETENA) para la tramitación prioritaria de proyectos de inversión de obra pública, la que se prevé que esté lista antes de fin de año, con un grupo de analistas destinados exclusivamente a esto. Para agilizar las evaluaciones ambientales en proyectos privados, SETENA iniciará un proceso de certificación de consultores y regentes, con el fin de mejorar la calidad técnica de las consultas. En el mediano plazo, se hará más expedita la evaluación ambiental inicial, para concentrar los esfuerzos en la fase de verificación.

El trámite más expedito y de mayor calidad técnica permitirá que los proyectos no se queden varados indefinidamente, se adecuen a los cronogramas de las obras.

Otros proyectos del plan Impulso

La apertura del Ferry entre Caldera y El Salvador, a partir de enero, para transportar furgones entre Puerto Caldera y La Libertad, en El Salvador. Este servicio permitirá mejorar la logística de transporte y comercio, ya que reducirá de tres días a 20 horas el tiempo de viaje y los costos bajarían a la mitad, de $1.500 a $750.

Construcción de Centro de Convenciones. Antes de que finalice el año, saldrá a licitación la construcción del Centro de Convenciones en Barreal de Heredia, con una inversión de $35 millones con capacidad para 3 mil personas y dará impulso al turismo especializado en negocios e inversiones. Se estima que significará un aumento adicional del turismo en un 4% anual.

Más cupos en carreras técnicas. El Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) creará 21.648 cupos adicionales en el 2016 en cursos para formar técnicos en las especialidades que más demanda existe, así como en la enseñanza del inglés, para atender necesidades de inversionistas, especialmente para zonas francas.

El financiamiento externo en la mira. El gobierno dará especial seguimiento a la ejecución de proyectos con financiamiento externo, para que su impacto repercuta en el crecimiento y la generación de empleo. Para el 2016 está prevista una inversión de $650 millones desde el sector externo.