El diputado José María Villalta (F.A), ingresó al Plenario Legislativo una moción de orden para declarar la “nulidad absoluta” de lo actuado sobre la no reelección del magistrado Fernando Cruz como Magistrado de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, lo que, de consumarse, sentaría un precedente muy peligroso y un certero golpe a la institucionalidad democrática costarricense.

La gestión de Villalta se sustenta en resoluciones de la propia Asamblea Legislativa y de jurisprudencia de la Sala IV, ante un caso similar ocurrido en el año 2004 a propósito de la renovación automática del nombramiento del magistrado Adrián Vargas Benavides, que se produjo porque la Asamblea Legislativa no se pronunció en contra de ese nombramiento dentro del plazo de un mes anterior al vencimiento.

Villalta señala que en resoluciones anteriores del propio Congreso sobre el caso Vargas Benavides / Ramírez Ramírez, se estableció que para impedir la reelección automática del magistrado Vargas, la Asamblea debió haber dispuesto expresamente no reelegirlo antes del vencimiento de su nombramiento, pues “la lógica constitucional requiere que aquellos (los diputados) cuenten con el conocimiento necesario para poder hacerlo en tiempo, antes de la fecha en que la reelección se consumaría fatalmente, al concluir el mandato respectivo.” (Res. Nº 2004-13425)

En el caso del Magistrado Cruz Castro, por el contrario, además de la demora para considerar su reelección en términos del plazo de un mes anterior al vencimiento, la Comisión legislativa de Nombramientos se había pronunciado unánime a favor de su continuidad en el cargo, recordó Villalta.

Adicionalmente, el diputado Villalta cita la jurisprudencia de la propia Sala Constitucional sobre el artículo 158 de la Constitución Política en que estable que “con otras palabras: si al vencer el período la Asamblea no ha resuelto nada, el Magistrado quedará reelecto, lo mismo que si, al resolver expresamente, la tesis de la 'no reelección' no alcanza la dicha mayoría”.

“Nuestro respaldo es total a las movilizaciones de las y los funcionarios del Poder Judicial contra la destitución arbitraria e inconstitucional del magistrado Fernando Cruz. Hoy he presentado un recurso de nulidad para revertir esta agresión al principio de separación de Poderes y la independencia de la judicatura”, dijo el parlamentario del Frente Amplio sobre su moción de orden.

Señaló Villalta que “al magistrado Cruz la alianza neoliberal del PLUSC-Libertarios le cobran que fue un juez probo e independiente que no se arrodilló ante Rodrigo Arias. Al quitarlo, no solo buscan intimidar al resto de jueces del país, sino también reabrir el caso Crucitas y modificar fallos claves para la defensa del Estado Social de Derecho, como el voto sobre el Mercado Eléctrico Centroamericano. No podemos permitirlo”, concluyó.